mundo - Rusia Rusia
miércoles 04 de abril de 2018

La toxina que envenenó al ex espía no sería de origen rusa

"No hemos identificado su origen exacto", sostuvo un laboratorio inglés, precisando que el gobierno británico había utilizado "varias otras fuentes para llegar a sus conclusiones".

El laboratorio inglés que analizó la sustancia usada contra un ex espía ruso en Inglaterra reconoció no tener pruebas de que ésta proceda de Rusia, en la antevíspera de una reunión de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) a petición de Moscú.

"Hemos sido capaces de identificar que se trata de Novichok, de identificar que era un agente neurotóxico de tipo militar", afirmó el jefe del laboratorio militar de Porton Down, Gary Aitkenhead, en una entrevista con Sky News.

Pero "no hemos identificado su origen exacto", agregó, precisando que el gobierno británico había utilizado "varias otras fuentes para llegar a sus conclusiones".

Londres designó a Rusia como responsable del ataque perpetrado a principios de marzo en Salisbury, en el sur de Inglaterra, para envenenar con un agente neurotóxico a Serguéi Skirpal, un ex agente doble que trabajó para los servicios secretos británicos, y su hija Yulia.

Moscú niega estas acusaciones, que condujeron a la más grave crisis diplomática entre Este y Oeste desde la Guerra Fría y a la expulsión de unos 300 diplomáticos de una y otra parte.
Fuente:

Más Leídas