mundo - Cuba Cuba
viernes 20 de abril de 2018

"La Revolución continuará", afirmó Díaz-Canel, nuevo presidente de Cuba

Es el primer líder cubano nacido luego de ese hecho histórico. Liderará la transición con un mandato de 5 años.

Miguel Díaz-Canel se convirtió en el nuevo presidente de Cuba con la única promesa de garantizar la continuidad de la revolución y el legado de la generación histórica, sin prescindir de su mentor, Raúl Castro, quien seguirá a la cabeza de las decisiones más trascendentes para el país.

El cambio de mando fue sencillo, sin pompas, pero muy aplaudido. Tras alzar el brazo izquierdo de su sucesor, Raúl Castro dejó su asiento en la mesa principal del Palacio de las Convenciones de La Habana, el que fue inmediatamente ocupado por Díaz-Canel. Al lado permaneció la silla vacía de Fidel Castro, fallecido en 2016.

Con él fueron elegidos también los demás miembros del Consejo de Estado: el primer vicepresidente –el sindicalista afrocubano Salvador Valdés, de 72 años–, cinco vicepresidentes, un secretario y 23 miembros. Los nuevos ministros se conocerán a mediados de año.

Este viernes cumplió años
Díaz-Canel, que este viernes cumplió 58 años, fue proclamado presidente de los Consejos de Estado y de Ministros por la Asamblea Nacional de Cuba, tras resultar elegido con los votos de 603 diputados de los 604 presentes, lo que representa un 99,83 por ciento de apoyo.

cuba-2.jpg
Miguel Díaz-Canel.
Miguel Díaz-Canel.

Con traje gris y corbata roja, el primer gobernante civil de la Revolución recogió el testigo de su antecesor brindándole un saludo militar al ocupar su nuevo puesto en la cabecera del Parlamento, seguido de un apretón de manos y un abrazo entre los aplausos de la Cámara.

cuba-1.jpg
Palacio de las Convenciones. Ingresan Raúl Castro y Miguel Díaz-Canel. El mundo está a la expectativa del futuro cubano.
Palacio de las Convenciones. Ingresan Raúl Castro y Miguel Díaz-Canel. El mundo está a la expectativa del futuro cubano.

Díaz-Canel estrenó su presidencia, y con ella la etapa poscastrista, leyendo un discurso de apenas media hora, cuyos ejes centrales fueron su apuesta por la continuidad, la exaltación del legado de la generación histórica y una extensa glosa dedicada a su antecesor.

Sin salirse del guión y sin anunciar medidas concretas para el país, subrayó que el mandato "del pueblo" a la nueva generación que toma el relevo es "dar continuidad a la Revolución en un momento histórico crucial"."No vengo a prometer nada, como jamás lo hizo la Revolución en todos estos años. Vengo a entregar el compromiso de trabajar y exigir con el cumplimiento del programa que nos hemos dado como Gobierno y como pueblo en los lineamientos del partido y la revolución a corto, mediano y largo plazo", destacó.

Con expresiones similares a las empleadas por Raúl Castro en sus discursos, el nuevo presidente dejó claro que en su mandato "no habrá espacio para los que aspiran a una restauración capitalista" y que la misión es seguir perfeccionando el socialismo.

Según anunció el propio Castro, su sucesor al frente del gobierno también lo será en el PCC: Díaz-Canel será nombrado en 2021 primer secretario en el VIII congreso de la formación, cuando culminaría el traspaso de poder a la nueva generación de dirigentes.

raul castro8.jpg
Raúl Castro, en foto de archivo con su hermano Fidel.
Raúl Castro, en foto de archivo con su hermano Fidel.

El continuismo también marcará la política exterior de Díaz-Canel, quien ratificó que se mantendrá "inalterable" y recalcó que Cuba no hará concesiones contra su soberanía e independencia, no negociará principios, no aceptará condicionamientos y no cederá a amenazas o presiones.

Sin citarlo, aludió a EE.UU. como "el poderoso vecino imperialista" al que advirtió de que en Cuba no hay lugar "para una transición que desconozca o destruya el legado de tantos años de lucha".

El general Castro seguirá en el timón
Aunque dejó de ser el presidente de Cuba para convertirse en "un soldado junto al pueblo", Raúl Castro no perderá un ápice de poder en la isla, donde su opinión tendrá un peso incontestable en las principales decisiones del nuevo Gobierno, no solo como líder del Partido Comunista, sino de la Revolución.

Castro, de 86 años, "encabezará las decisiones de mayor trascendencia para el presente y el futuro de la nación", aseguró su sucesor, Miguel Díaz-Canel.

Y es que quedó claro que aunque Castro no estará en el Consejo de Estado y es desde ahora, oficialmente, un diputado raso de la Asamblea Nacional, su papel como máxima figura de referencia en la cúpula de la isla no se discute.

Pese a que deja las responsabilidades de gobierno, Castro permanecerá hasta el 2021 al frente del Partido Comunista de Cuba (PCC, único).
-Salutaciones. El nombramiento de Díaz-Canel fue saludado por China(Xi Jinping); Rusia (Vladimir Putin); Venezuela (Nicolás Maduro) y Bolivia (Evo Morales). También por México, Panamá, España y Reino Unido.
-Exiliados molestos. Los exiliados cubanos en EE.UU. coincidieron en calificar de insulto a la democracia, farsa y arbitrario el relevo en la presidencia cubana, tras la ratificación de Miguel Díaz-Canel por la Asamblea Nacional como sucesor de Raúl Castro en el cargo.
Fuente:

Más Leídas