mundo - Venezuela Venezuela
lunes 29 de enero de 2018

La oposición de Venezuela analiza ir a las presidenciales y reanuda el diálogo

Pese a la falta de consenso en la alianza opositora por un candidato único, tratarán que el gobierno de Maduro postergue un tiempo más las elecciones. Otros reclamos.

La oposición de Venezuela ha pedido que se posterguen las elecciones presidenciales, que se celebrarán a más tardar el 30 de abril, antes de comunicar su decisión de participar o no en estos comicios y en antevíspera de la reanudación del diálogo con el gobierno de Nicolás Maduro en República Dominicana.

El presidente del Parlamento venezolano, Omar Barboza, dijo ayer que la oposición está analizando la posibilidad de participar en el proceso electoral que por decreto de la oficialista Asamblea Nacional Constituyente (ANC) se hará en menos de 100 días y no a finales de año como generalmente ocurre en el país caribeño.

Dijo que aunque en la alianza opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) aún no hay consenso sobre participar o no en las presidenciales, sí lo hay en cuanto a la necesidad de obtener garantías de "transparencia" en esos comicios y de postergar su celebración al menos por unas semanas.

"Para así decidir luego si participar o no", aseveró Barboza y señaló que hay gestiones para reconstruir la unidad opositora, al tiempo que las formaciones que integran la MUD "están coincidiendo mucho en salir unidos a buscar el cambio político".

"Posiblemente se llegue a un consenso para llevar un candidato único. Un buen sector de la MUD está promoviendo la posibilidad de un consenso", adelantó el diputado sin dejar de rechazar la convocatoria de las presidenciales por parte de la ANC, un órgano no reconocido por la oposición.

El antichavismo pide también que en las presidenciales no haya ventajas de propaganda para el oficialismo, la renovación de las autoridades electorales, observación internacional a los comicios y que se levanten las inhabilitaciones a sus dirigentes.

Estas exigencias serán llevadas a la mesa de diálogo que la oposición mantiene desde diciembre con el Gobierno en Santo Domingo.

La oposición volverá al diálogo sin el apoyo de Voluntad Popular (VP), el partido de Leopoldo López que optó por abandonar las conversaciones tras el adelanto de las presidenciales y el proceso obligatorio de validación de formaciones que también decretó la Constituyente.

En este sentido, los partidos Acción Democrática y Primero Justicia, dos de los miembros más grandes de la MUD, siguieron ayer por segundo día consecutivo sumando apoyos para mantenerse vigentes de cara a las presidenciales y no quedar deslegitimados como ocurrirá con VP, que decidió no someterse al proceso de validación.

La oposición espera que el diálogo sirva también para el ingreso de alimentos y medicinas que escasean en Venezuela y para que les sean restituidas todas las competencias al Parlamento, de mayoría contraria al gobierno.

El oficialismo, por su parte, exige el reconocimiento de la Constituyente y el levantamiento de las sanciones económicas impuestas contra altos funcionarios.
Fuente:

Más Leídas