mundo - Estados Unidos Estados Unidos
jueves 24 de mayo de 2018

La industria de la moda sigue manejada por los hombres

En la encuesta participaron 191 empresas e incluyó a los sectores minoristas, creativos y corporativos, de los que 530 personas la completaron.

A pesar de su reputación como una industria orientada a las mujeres, un nuevo estudio hecho en Estados Unidos reveló que la moda todavía sigue manejada por hombres pese a que también ellas son las que más gastan.

De hecho, la moda es alimentada por mujeres que gastan, en promedio, tres veces más de lo que gastan los hombres en ropa, para ellas mismas y para terceros.

Según The NPD Group, una firma de investigación de mercado, citada por la revista Glamour, en 2017 las mujeres gastaron en ropa más de 159.000 millones de dólares, en Estados Unidos.

Entonces, podría pensarse que los cargos más importantes de la industria están en manos de diseñadoras y ejecutivas, pero la realidad dice otra cosa.

El estudio, "The Glass Runway" (La pasarela de cristal), lanzado en estos días, fue elaborado por el Consejo de Diseñadores de Moda de Estados Unidos (CFDA según sus siglas en inglés), la revista Glamour y la consultora McKinsey & Company.

En la encuesta participaron 191 empresas e incluyó a los sectores minoristas, creativos y corporativos, de los que 530 personas la completaron.

En sintonía con el patrón visto en otras industrias, el estudio reveló que hay muy poca diferencia de ambiciones entre los estudiantes de moda masculinos y femeninos, y que las mujeres lideran la cantidad de alumnos de las escuelas de diseño.

Sin embargo, solo el 14 por ciento de las principales marcas de moda son administradas por una mujer.

El porcentaje desfavorable también está en el los ascensos: apenas el 5 por ciento de las mujeres fueron ascendidas a cargos medios contra el 18 por ciento de los hombres que ni siquiera había pedido un puesto mayor.

Diane von Furstenberg, presidenta de CFDA, admitió que no se habla de esta brecha como se debiera porque "es un sentimiento que todos conocen".

La diseñadora, de 71 años, aseguró en una nota en The New York Times que a veces es necesario "decir algo para que la gente no pueda fingir que ello no está ocurriendo y no es verdad".
Fuente: Noticias Argentinas

Más Leídas