mundo - Brexit Brexit
lunes 29 de enero de 2018

Inglaterra seguirá en la Unión Europea hasta fin de 2020 pero sin voz ni voto

Durante el periodo de transición los británicos dejarán de tener capacidad de decisión a la hora de elaborar las reglas que sí deberán aplicar obligatoriamente.

La Unión Europea ofrecerá al Reino Unido un periodo transitorio de casi dos años después de su salida formal, para suavizar su adaptación a las nuevas relaciones y, a cambio, durante ese tiempo, Londres deberá seguir respetando la legislación europea, incluyendo las sentencias del Tribunal de Luxemburgo. Representantes de los Veintisiete se reunieron este lunes en Bruselas para fijar las bases para la negociación de este periodo transitorio, que irá desde la medianoche del 29 de marzo de 2019, cuando legalmente dejarán de ser miembros de la UE, hasta el 31 de diciembre de 2020.

La principal novedad de este periodo transitorio es que los británicos abandonarán las instituciones europeas y por tanto dejarán de tener capacidad de decisión a la hora de elaborar las reglas que sí deberán aplicar obligatoriamente. "Salir de la UE ha sido su elección. Dejar las instituciones tiene consecuencias", dijo el negociador europeo, Michel Barnier, que estuvo reunido con los ministros de los países que seguirán en la UE. El negociador explicó que no se trata de un estatuto de "observador" o similar, sino que es solamente un periodo "que no puede eternizarse" para que el Reino Unido adapte su administración a la nueva situación y para que las empresas y los ciudadanos no tengan que hacer dos cambios, uno cuando se produzca la separación -que a día de hoy es ineluctable- y otro cuando se establezca la nueva relación, cuyo diseño no se ha empezado siquiera a definirse.

Los periodistas británicos le preguntaron varias veces qué podría hacer Londres en caso de que no estuviera de acuerdo con una regla que se apruebe en ese periodo y la respuesta fue poco más o menos que aguantarse, aunque la ministra búlgara Ekaterina Zahareva que le acompañaba trató de relativizar hablando de que se prevén "consultas" amistosas. Barnier instó también a las autoridades británicas a definir cuanto antes sus aspiraciones sobre la forma de sus relaciones futuras con la UE porque «el periodo transitorio no puede ser indefinido» y el tiempo para la negociación es limitado. Además reiteró con claridad que "la UE no negociará jamás sobre la integridad del mercado único y las cuatro libertades".

Fuente: ABC
Fuente:

Más Leídas