mundo mundo
sábado 28 de abril de 2018

Gigantes de internet se adaptan a la ley europea de protección de datos

Los correos electrónicos y las notificaciones que anuncian restricciones llegan poco a poco a las pantallas de los internautas europeos.

Las grandes empresas de internet como Facebook, WhatsApp, Instagram y Twitter se adaptan a las exigencias de la nueva ley europea de protección de datos personales modificando sus condiciones de uso.

WhatsApp indicó esta semana que los europeos deberán tener al menos 16 años para utilizar su servicio de mensajería, tres años más que hasta el momento.

Y Facebook lleva días enviando notificaciones a sus usuarios para avisarles de esos cambios y pedirles, por ejemplo, su consentimiento para tratar sus datos con fines publicitarios.

Tras el escándalo provocado por la fuga de datos de Facebook hacia la empresa Cambridge Analytica, las grandes compañías de internet se preparan para la entrada en vigor el 25 de mayo del Reglamento General de Protección de Datos (RPGD).

Ese gran cambio legislativo fija las reglas uniformes para la protección de los datos personales de todos los ciudadanos europeos.

Duras multas

Prevé duras multas de hasta 20 millones de euros --24,25 millones de dólares-- o del 4% del volumen de negocios mundial.

El riesgo es demasiado alto para que los gigantes de internet no tomen las mayores precauciones posibles.

"Algunas plataformas de internet invitan a sus usuarios a confirmar sus parámetros de confidencialidad o a volver a validarlos", explica Gwendal Le Grand, el director de tecnologías e innovación de la CNIL, la autoridad francesa de protección de datos.

La Unión Europea exige ahora a Facebook, Twitter, AirBnb y demás que obtengan un "consentimiento libre, específico, claro y unívoco" para poder explotar los datos personales de los internautas.

Bruselas precisa, además, que los menores de 16 años no pueden dar solos su visto bueno para el uso de sus datos, sino que necesitan el acuerdo de un adulto.

Pero en el fondo, no está claro que las nuevas preguntas de Facebook para sus usuarios o las nuevas condiciones de uso de Twitter se ajusten a las exigencias europeas. Y, ¿cómo puede uno asegurarse de la edad de los usuarios? .

Para Nicolas Chagny, el presidente de Internet Society France, una oenegé que defiende a los internautas, los cambios de Facebook son bastante cuestionables.

"El consentimiento no es del todo libre, (Facebook) sigue aprovechando el lado adictivo" de la red social, considera.

El usuario puede aceptar con un solo clic el tratamiento de sus datos para fines publicitarios o el reconocimiento facial, pero si se niega a hacerlo, se le obliga a contestar a nuevas preguntas.

"Los gigantes de internet establecen sistemas para tratar de respetar el reglamento, pero luego serán las autoridades europeas las que deberán evaluar si lo que se ha hecho se ajusta al reglamento o no", avisa Gwendal Le Grand.

Un reglamento muy complejo

El cambio de normas europeas podría provocar grandes batallas jurídicas, ya que, como recuerda Chagny, el texto contiene muchas imprecisiones. "Es un reglamento ultracomplejo, hay muchas cosas que no se han definido hasta el final", dice.

Por otra parte, las grandes empresas de internet no han dicho de forma clara si el cambio de reglas se aplicaría únicamente a los ciudadanos europeos o al mundo entero.

Facebook indicó en su blog que "empezaba" a revisar sus condiciones de uso en Europa, pero no dijo si tenía intención de aplicar las mismas reglas en todas partes.

Gwendal Le Grand cree que, de todas formas, la nueva normativa europea ejercerá su influencia en el mundo entero.

"Cuando la gente de fuera de la UE vea que en Europa tenemos cierto número de protecciones, dirán ¿por qué no podemos tenerlas también?, y se dirigirán a los gobiernos o a las empresas directamente para obtener las mismas protecciones", vaticina.
Fuente:

Más Leídas