mundo mundo
martes 10 de julio de 2018

Fin de la pesadilla: rescataron a los 12 chicos y a su entrenador de la cueva inundada en Tailandia

Los ocho niños rescatados entre domingo y lunes tienen "buen ánimo" y un sistema inmunológico fuerte, aseguraron los médicos. Ya sacaron de la cueva a todos los chicos.

Los 12 niños del equipo "Jabalíes salvajes" y su entrenador, fueron rescatados este martes de la cueva en Tailandia en la que se encontraban atrapados desde el 23 de junio, según confirmaron varias fuentes a la AFP.

A las 13.53 de Tailandia terminó el rescate de las personas atrapadas. "Todos salieron de la cueva", informó Reuters.

De esta manera terminó así la pesadilla de los menores, miembros de un equipo de fútbol, que quedaron en la cavidad junto a su entranador cuando las fuertes lluvias les impidieron salir al exterior de nuevo.

"El noveno y el décimo salieron con unos 20 minutos de diferencia", indicó una fuente de la policía.

Están "de buen ánimo"


Los ocho niños rescatados en los dos últimos días tienen "buen ánimo" y un sistema inmunológico fuerte porque juegan al fútbol, señaló un responsable médico. Los doctores son cautos sobre su estado por el riesgo de infecciones y los niños están aislados en el hospital.

La tercera parte de la operación de rescate se inició poco después de las 10 de este martes y en ella participan 19 buzos, explicó el gobernador de la región de Chiang Rai, Narongsak Osatanakorn. Un médico y los tres miembros de la fuerza de operaciones especiales de la Armada tailandesa que están con los niños en una pequeña zona seca en las profundidades de la gruta también regresarán a la superficie, agregó.

La difícil situación que viven los chicos y su entrenador mantuvieron en vilo a Tailandia y a gran parte del mundo, desde la desoladora noticia de su desaparición a las primas imágenes en video del grupo cuando fueron hallados 10 días después por dos buceadores británicos. Estaban atrapados en la cueva Tham Luan Nang Non, que se inundó por las lluvias del monzón durante su visita, luego de un partido de entrenamiento el 23 de junio.

Los primeros ya están en condiciones normales

Los cuatro primeros rescatados, que tienen entre 12 y 16 años, pueden tomar ya comida normal, señaló antes el martes Jesada Chokdumrongsuk, secretario permanente del Ministerio de Salud Pública en una conferencia de prensa.

Dos de los chicos podrían padecer una infección pulmonar, pero en general los ocho menores están "sanos y sonrientes", añadió.

"Los niños son futbolistas por lo que tienen un sistema inmunológico alto", apuntó el funcionario. "Todo el mundo está animado y contento de estar fuera, pero serán evaluados por un psiquiatra".

Su salida del hospital podría demorarse al menos siete días, añadió Jesada.

Los familiares han podido ver a alguno de los chicos a través del cristal de la zona en la que están aislados, dijo el funcionario agregando que los médicos podrían permitir que los niños caminen alrededor de sus camas el martes.

El criterio para elegir a quiénes sacar primero

Las identidades de quienes salieron y quienes quedan en la caverna no fueron divulgadas todavía, pero en diferentes oportunidades los encargados revelaron que en un principio se decidió sacar a los más fuertes primero.

Passakorn Boonyalak, vicegobernador de Chiang Rai, donde se encuentra Tham Luang, señaló que los más sanos y aptos serían rescatados en los primero contingentes, mientras que los otros debían "esperar hasta que estuvieran listos y fuertes", indicó el Straits Times.

Esto mismo fue confirmado por Somboon Sompiangjai, padre de unos de los niños atrapados, a quien días antes del inicio de las operaciones de rescate las autoridades le señalaron que "los niños más fuertes saldrían primero".

También trascendió que los niños recibieron entrenamiento para bucear en tiempo récord, pero no todos estaban en las mismas condiciones psicológicas y físicas para encarar la evacuación.

Se mencionó, además, un operativo a largo plazo, que podría durar meses, y que apuntaba a extraer la mayor cantidad posible de agua de la cueva para evitar que los chicos tuvieran que salir buceando.
Fuente: AFP vía Noticias Argentinas

Más Leídas