mundo mundo
sábado 26 de mayo de 2018

En medio de otro escándalo por abusos, renunció en Chile el presidente de comisión de iglesia

El obispo se disculpó el pasado sábado por su negligente actuar y suspendió a sacerdotes mientras se investiga.

El obispo de Rancagua, Alejandro Goic, renunció a la presidencia de la Comisión de Prevención de Abusos de la iglesia chilena después que su diócesis se vio afectada por escándalos de este tipo, informó la Conferencia Episcopal el sábado.

"El Comité Permanente de la Conferencia Episcopal" dijo que recibió el viernes la renuncia de Goic y la aceptó.

"Comprendemos que las actuales necesidades y dificultades que han ocurrido en la diócesis que pastorea han hecho necesaria esta determinación", señaló el comunicado distribuido el sábado.

La diócesis de Rancagua, de la que Goic es obispo, se ha visto afectada en la última semana por denuncias de abuso sexual que han llevado a la suspensión temporal de 14 sacerdotes.

Los pedidos de declaraciones a la diócesis de Rancagua no recibieron respuesta.

Este es uno de los escándalos más recientes que han golpeado a la iglesia chilena. El mismo día que algunos de los 34 miembros de la Conferencia Episcopal, Goic entre ellos, regresaban de Roma luego que 31 de ellos en activo presentarán su renuncia al papa Francisco por los escándalos de abusos sexuales y su encubrimiento, el canal T13 difundió un reportaje en que se destapaba una supuesta red de curas homosexuales en Rancagua que abusaban o pagaban por relaciones.

Una de las denunciantes afirmó que denunció el caso en al menos cuatro ocasiones a Goic y que éste le pidió pruebas pero no investigó. El obispo se disculpó el pasado sábado por su negligente actuar y suspendió a sacerdotes mientras se investiga.

"Lo reconozco, que le di acogida a esta joven que aparece en el reportaje y que actué eventualmente sin la agilidad adecuada en el proceso indagatorio del sacerdote Luis Rubio y otros presbíteros mencionados por ella", indicó Goic hace una semana.

En una entrevista publicada el sábado al diario La Tercera, Goic anunció su renuncia indeclinable y aclaró que no todos los sacerdotes suspendidos lo han sido por abuso sexual.

"La situación es que tenemos a un sacerdote restringido en su ministerio y que tiene denuncia formal por eventual abuso a menores. Los otros 13 sacerdotes, que hasta ahora aparecen mencionados, se están investigando por uso de dinero parroquial en gastos personales o por conductas impropias en relación al celibato, que no corresponden con su misión sacerdotal", señaló al diario.
Fuente: Associated Press

Más Leídas