mundo - Donald Trump Donald Trump
lunes 11 de diciembre de 2017

El primer ministro de Israel defiende que se reconozca a Jerusalén como capital israelí

El primer ministro de Israel sostuvo esta posición ante la Unión Europea. Dijo que las acciones del presidente norteamericano "hacen posible la paz".

La decisión del presidente de Estados Unidos de reconocer a Jerusalén como capital de Israel "hace posible la paz", defendió este lunes el primer ministro israelí Benjamin Netanyahu, ante una Unión Europea (UE) que la considera un obstáculo para el fin del conflicto israelo- palestino.

"Jerusalén es la capital de Israel, nadie puede negarlo. (El reconocimiento) no obvia la paz, hace posible la paz porque la realidad es la esencia de la paz", dijo Netanyahu en una breve declaración en Bruselas al ser recibido por la jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini.

La visita de Netanyahu a Bruselas, la primera de un primer ministro israelí en más de dos décadas, llegó en un momento de tensión tras el reconocimiento el miércoles por el presidente Donald Trump de la Ciudad Santa como capital de Israel, una decisión que rompe con décadas de diplomacia internacional.

En 1980, una ley israelí aprobó el estatus de Jerusalén como capital "eterna e indivisible" de Israel, después que este país se anexionara en 1967 Jerusalén Este durante la guerra de los Seis Días. La ONU considera en cambio que el estatuto final de esta ciudad debe ser negociado entre las partes.

Ante Netanyahu, Mogherini recordó la posición de la UE, la visión internacional más extendida, de que la solución al conflicto pasa por la creación de dos Estados en base a las fronteras de 1967, cuyas capitales en ambos casos estarían en Jerusalén.

"Esta es nuestra posición consolidada y seguiremos respetando el consenso internacional hasta que el estatus de la ciudad se resuelva mediante la negociación", apuntó la canciller europea, que estimó "crucial" reanudar el proceso de paz "en estos tiempos difíciles".

Pero el mandatario israelí consideró que los países europeos, "o la mayoría", seguirán los pasos de su principal aliado, Estados Unidos, y "trasladarán sus embajadas a Jerusalén y se comprometerán enérgicamente" con Israel en favor de "la seguridad, la prosperidad y la paz".

La decisión de Trump provocó una nueva oleada de protestas en los Territorios Palestinos. Desde el jueves, cuatro palestinos han muerto en la Franja de Gaza, dos en enfrentamientos con soldados y dos miembros del Hamas en ataques aéreos israelíes en respuesta a disparos de cohetes desde este enclave.

UE condena ataques contra judíos

Las relaciones entre Israel y la UE pasan momentos difíciles, máxime cuando los europeos denuncian reiteradamente la colonización de los territorios palestinos, imponen que el etiquetado de productos especifique si estos vienen de las colonias y son el principal donante de fondos de la Autoridad Palestina.

El primer ministro israelí criticó el sábado por la noche antes de viajar a París, donde se reunió un día después con el mandatario francés Emmanuel Macron, la "hipocresía" y el "doble rasero" de la UE que denuncia la decisión de Trump pero no "los disparos de cohetes contra Israel".

"Permítanme condenar de la manera más fuerte posible todos los ataques contra judíos en todo el mundo, incluso en Europa, y en Israel y contra ciudadanos israelíes", dijo Mogherini al recibir a Netanyahu en Bruselas antes de una reunión con los cancilleres del bloque.

En la UE, una decena de personas lanzaron cócteles Molotov contra una sinagoga en Gotemburgo (Suecia). Un guardia de seguridad israelí resultó herido de gravedad por su parte en Jerusalén tras ser apuñalado por un palestino.

La Comisión Europea, el ejecutivo comunitario, se dijo también "impactada e indignada por la oleada de ataques y manifestaciones antisemitas que extendieron el odio contra los judíos en las ciudades europeas estos últimos días".
Fuente:

Más Leídas