mundo mundo
lunes 22 de enero de 2018

El papa Francisco pidió disculpas por sus palabras en Chile

El Jefe de la Iglesia católica señaló que no debió decir "pruebas" y explicó que no puede condenar a un obispo sin evidencias

"Mi expresión no fue feliz, no la pensé. Lo digo con sinceridad". Así respondió el Papa Francisco durante el vuelo de regreso a Roma, al ser consultado por los periodistas por sus declaraciones de respaldo al obispo de Osorno, Juan Barros, quien es acusado por víctimas de abuso de complicidad en el caso Karadima.

"Debo pedir disculpas porque la palabra prueba ha herido a muchos abusados, fue sin querer, es una herida. La palabra prueba no era la mejor para acercarme a un corazón dolorido. Me hace doler mucho, porque en Chile recibí a dos (víctimas) y hubo otros más escondidos", continuó el Pontífice, "sé cuánto sufren, sentir que el Papa les dice en la cara 'denme una carta con la prueba', es una bofetada".

El Pontífice también explicó queo: "Encubrir un abuso es abuso, pero no hay evidencia de abuso. Si honestamente creen que es así, (les pido) aportar las evidencias rápido. Yo no creo que sea así, porque no las hay, pero tengo el corazón abierto", dijo. Sobre la situación del obispo dijo: "El caso de Barros se estudió, se re estudió, y no hay evidencia de culpabilidad. Es lo que quise decir; no tengo evidencias para condenarlo. Y si yo condenara sin evidencia o sin certeza moral, cometería un delito de mal juez".



Fuente:

Más Leídas