mundo - Rusia Rusia
jueves 19 de abril de 2018

El gas utilizado para envenenar al espía ruso fue fabricado en EE.UU.

Según Moscú, fue patentado en 2015 por un investigador estadounidense. El Reino Unido va contra la gestión Putin: "Su país cometió asesinatos patrocinados por el Estado".

Rusia presentó evidencias ante la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas acerca de que el agente nervioso Novichok, con el que fueron envenenado el ex espía ruso Serguei Skripal y a su hija Yulia, fue producido y patentado en Estados Unidos como arma química en 2015.

"El 1 de diciembre de ese año la oficina de patentes de Estados Unidos se dirigió a la homónima agencia rusa para verificar el patentamiento de la invención hecha por el investigador estadounidense T. Rubin", advirtió Alexander Shulgin, el enviado de Moscú ante la OPAQ.

"Este documento confirma que los compuestos de gas nervioso como el Novichok no sólo fueron producidos sino hasta patentados como arma química en Estados Unidos y esta no es una vieja historia, sucedió varios años atrás: el patentamiento data el 1 de diciembre de 2015", remarcó Shulgin, según recogió la agencia de noticias rusa TASS.

En tanto, el Reino Unido insistió en que Rusia es "el único" país con "los medios técnicos, la experiencia operativa y los motivos" para envenenar a Skripal y a Yulia.

El jefe de la delegación británica ante el organismo, Peter Wilson, aseguró durante una reunión a puertas cerradas de la OPAQ que Moscú tiene "un historial probado de llevar a cabo asesinatos patrocinados por el Estado".

Además, acusó a los servicios de inteligencia rusos de ver a "algunos de sus desertores como objetivos legítimos de asesinato", según la transcripción del discurso de Wilson publicado por la embajada británica en La Haya.

Sobre la sustancia utilizada en el ataque a Skripal, que Londres identifica como Novichok, el delegado británico explicó que "una combinación de informes y de inteligencia de código abierto creíbles" demuestran que en los ´80 la Unión Soviética desarrolló una nueva clase de agente nervioso de "cuarta generación".

La delegación británica mostró su confianza en el informe elaborado por la OPAQ sobre sus hallazgos, tras el análisis de las muestras de sangre de los afectados por el envenenamiento en la ciudad británica de Salisbury, y que confirmó la semana pasada la teoría del Reino Unido de que la sustancia era Novichok, aunque no pudo determinar su origen.
Fuente:

Más Leídas