mundo - Brasil Brasil
jueves 15 de febrero de 2018

Dramáticas y violentas escenas al finalizar el Carnaval de Río

Aparecieron videos de tiroteos entre narcotraficantes rivales, de adolescentes golpeando a turistas y de un policía que apenas logró escapar de milagro.

Una serie de robos a mano armada y confrontaciones durante las celebraciones del Carnaval de Río de Janeiro han puesto de relieve la deteriorada situación de seguridad en la ciudad.

TV Globo mostró el miércoles videos de tiroteos entre narcotraficantes rivales, de adolescentes golpeando a turistas en áreas consideradas relativamente seguras y de un policía que apenas logró escapar de un ataque de varias personas frente a su casa.

El gobernador del estado de Río de Janeiro, Luiz Fernando Pezao, reconoció que no hubo suficientes policías disponibles en los primeros dos días del Carnaval, aunque más de 17.000 elementos trabajaron en el estado a diario durante las festividades.

"No estábamos preparados. Hubo una falla en los primeros dos días, y luego trajimos refuerzos para la policía. Creo que ha habido un error de nuestra parte", indicó Pezao.

Las estadísticas de la celebración que se realizó del viernes al martes todavía no se han dado a conocer. Sin embargo, el gobernador informó que el número de armas de fuego confiscadas por las autoridades fue "increíble".

Río está experimentando un repunte en hechos de violencia, más de un año después de los Juegos Olímpicos de 2016. Días antes del comienzo del Carnaval, pandillas de narcotraficantes rivales bloquearon las principales vías de la ciudad.

El año pasado, Río utilizó casi 12.000 agentes de la policía durante el Carnaval, pero también contó con la ayuda de 9.000 miembros de las fuerzas armadas del país. En esta ocasión no hubo asistencia de las fuerzas federales durante el evento.

Los políticos evitaron viajar a Río durante uno de los Carnavales de la ciudad más politizados en su historia, en el que los participantes hicieron mofa de Pezao, del presidente Michel Temer y del alcalde Marcelo Crivella, un obispo evangélico que que no le gusta esta celebración y dejó la ciudad para viajar a Europa.

Beija-Flor de Nilópolis se llevó el primer lugar del desfile de escuelas de samba en el Sambódromo de Río, utilizando la corrupción como temática. Una de sus carrozas mostraba una rata debajo del edificio de Petrobras, centro de un escándalo de corrupción que ha involucrado a varios políticos de Latinoamérica.

La favorita del público, Paraíso do Tuiuti, terminó en un sorpresivo segundo lugar, quizá debido a su tono político. Su tema contra la esclavitud atacaba la reforma laboral de Temer y al mismo presidente. Una de las carrozas de Tuiuti presentó un vampiro con una banda presidencial.

La próxima semana, Temer, cuya índice de popularidad es de un solo dígito, quiere impulsar una reforma sobre el sistema de pensiones en Brasil. Los analistas han dicho que es poco probable que la medida sea aprobada dada la cercanía de las elecciones presidenciales a realizarse en octubre. La atmósfera del Carnaval no ayudó al presidente a defender sus políticas de austeridad.
Fuente: Associated Press

Más Leídas