mundo mundo
domingo 28 de enero de 2018

Chile decidió sumar dos nuevos parques marinos

En conjunto suman más de 400.000 kilómetros cuadrados de áreas protegidas. Están en el entorno del archipiélago Juan Fernández, en el centro del país

El Consejo de ministros para la Sustentatibilidad de Chile aprobó la creación de dos nuevos parques marinos. En conjunto, suman más de 400.000 kilómetros cuadrados de áreas protegidas.

Los nuevos parques están en el entorno del archipiélago de Juan Fernández, frente a las costas de la zona central del país, y de Cabo de Hornos, en el extremo austral, y con ellos Chile totaliza 1,3 millones de kilómetros cuadrados de áreas protegidas, destacó el ministro del Medio Ambiente, Marcelo Mena.

Los proyectos se enmarcan en un compromiso de la presidenta Michelle Bachelet, quien ha impreso un fuerte sello de protección del ambiente en su segundo Gobierno, que terminará el próximo 11 de marzo, cuando asumirá el cargo, también por segunda vez, el conservador Sebastián Piñera.

La creación de parques marinos tiene como objetivo la protección de la biodiversidad y los ecosistemas, principalmente para establecer una pesca sustentable, evitando la extracción masiva.

En el caso de Juan Fernández, situado a unos 670 kilómetros frente a Valparaíso, el Consejo aprobó la creación de un parque de 262.000 kilómetros cuadrados, más un Área Marina Costera Protegida de Múltiples Usos, de 24.000 kilómetros cuadrados, totalizando una protección oficial de 286.000 kilómetros cuadrados.

El área protegida de Juan Fernández busca proteger ecosistemas únicos de alto endemismo, en particular la zona de montes submarinos, y compatibilizar la conservación de los ecosistemas con el uso pesquero por parte de pescadores nacionales, dentro de la Zona Económica Exclusiva de Chile.

Para Cabo de Hornos, en tanto, se aprobó una superficie de 140.000 kilómetros cuadrados a fin de preservar ecosistemas marinos de los canales y fiordos asociados al Archipiélago Diego Ramírez, los montes submarinos del Paso Drake y los componentes de la biota acuática existente en el área bajo protección, señaló el Consejo de ministros.

A nivel de biodiversidad marina, se protegerán áreas de alimentación y reproducción de dos especies de albatros y de dos especies de pingüinos, áreas de alimentación y migración de mamíferos marinos, bosques de kelps y ecosistemas costeros.

Entre los montes submarinos al sur de Diego Ramírez hay algunos de 4.000 metros de altitud, cuya cima se encuentra a pocas decenas de metros de profundidad, con registros de una rica fauna bentónica, incluyendo grandes esponjas y corales fósiles.

Fuente:

Más Leídas