mundo insolito - España España
miércoles 27 de junio de 2018

Un nuevo "Ecce Homo" en España

La historia del "Ecce Homo", la pintura de un Cristo restaurada por una anciana que le dejó un aspecto simiesco, se repite en España con la poco afortunada restauración de una talla medieval de San Jorge en el pueblo de Estella.


Buscando "Estella" en las redes sociales se encuentran rápidamente las imágenes del antes y el después: la estatua de San Jorge a caballo descolorida se convierte en una figura a todo color, con tonos fríos y la expresividad facial de un personaje de los cómics de Tintín.

La figura del siglo XVI se encontraba en la iglesia de San Miguel de Estella, en la región norteña de Navarra, y estaba catalogada como bien de interés cultural por lo que cualquier manipulación debía contar con la autorización del gobierno regional.

"Es una pieza interesante, de alrededor del año 1500, de tamaño grande y bien conservada", afirmó a la AFP el director regional de Patrimonio Histórico, Carlos Martínez Álava, quien se enteró de la restauración por el aviso de un vecino del pueblo.

Sorprendidos por la intervención, visitaron la iglesia a principios de junio y se encontraron con un trabajo "sin profesionalidad y sin control", hecho por una empresa de manualidades local.

"Han cubierto la pintura del siglo XVI con pinturas actuales, también parece que se ha hecho alguna labor de rascado y algún lijado que no son prácticas que estén dentro de la restauración actual", denuncia Martínez, cuyos técnicos estudian ahora cómo "desrestaurar" la pieza.

La hilaridad inicial de los internautas contrastaba con la indignación de las autoridades públicas y el sector cultural.

"No podemos tolerar más atentados contra el Patrimonio Cultural", afirmó en un duro comunicado la Asociación de restauradores española, que amenazó con interponer una denuncia ante la justicia.

Medios de todo el país se acercaron en los últimos días a este municipio montañoso de 13.000 habitantes con un importante patrimonio medieval, pero la pieza se encuentra tapada por una tela y en una capilla cerrada ahora al público.

"No queremos que esto se convierte en un lugar de peregrinaje como sucedió en Borja", afirmó el alcalde, Koldo Leoz.

Y es que el caso recuerda inevitablemente al "Ecce Homo" del pueblo de Borja, que fue restaurado en 2012 por una vecina octogenaria que se convirtió en hazmerreír mundial al desfigurar totalmente el fresco.

El cuadro se convirtió en un reclamo turístico para esta pequeña población que en un año recibió 57.000 visitantes y su vilipendiada autora, Cecilia Giménez, pasó a cobrar beneficios por la utilización comercial de su obra.

Pero Estella "tiene patrimonio y atractivos de sobra para atraer a la gente en otro sentido", resaltó el alcalde, deseando que "esto se convierta en una anécdota y se olvide rápidamente".
Fuente:

Más Leídas