mundo insolito

¿Para qué sirven las luces del auto cuando se circula de día por la ciudad?

Por UNO

Por Gonzalo Ponce* - gzlponce@gmail.comLa obligación de circular con las luces bajas encendidas de día no tiene demasiado sentido en las ciudades y centros cívicos de Mendoza. 

Sí lo tiene en las rutas de zonas suburbanas y rurales, donde la distancia hace dudar al conductor acerca de si otro auto va en la misma dirección o no. Las luces en horas diurnas colaboran para evitar un choque de frente con sus mortales consecuencias cuando un conductor decide adelantar a otro. Pero en las ciudades este problema es casi inexistente.

Sin embargo, es lo primero que los ordenadores viales de cualquier departamento sugieren a los automovilistas cuando desarrollan su tarea. Incluso, antes que el cinturón de seguridad.

Un dato dado a conocer por Diario UNO hace pocos días es que se trata de la falta que más se sanciona en la provincia por la Policía de Tránsito.

¿No será para recaudar?

Se me ocurrió preguntarle a un policía municipal sobre la utilidad de circular en ciudades y zonas urbanas con las luces encendidas de día y me respondió que “entre otras cosas se puede saber si un auto está circulando o está detenido”. Yo pensaba que para eso servían las balizas.

Después le pregunté a otro agente vial que, no me lo dijo, pero me hizo sospechar que la principal utilidad de esta exigencia es la de elaborar multas y recaudar. Son muchos los conductores que olvidan encender las luces de su auto durante el día y son presa fácil de una sanción.

Ni hablar de los que, como este periodista, olvidan apagar las luces y, de manera muy frecuente, se quedan sin batería.

De falta grave a falta leve

Apenas se aprobó la obligatoriedad de llevar las luces encendidas de día se la consideró una falta grave. Unos años después, pasó a ser falta leve. ¿Cuál fue el criterio?. Tal vez alguien se dio cuenta de que no puede tener el mismo rango que circular hablando por teléfono celular; adelantar a un auto por la derecha; o negarse a dar la identidad en caso de ser detenido el vehículo.

Si no es así, y ya que parecen existir estadísticas para todo, ¿alguien podría dar a conocer el porcentaje de accidentes viales que se evitan gracias a llevar las luces encendidas en calles urbanas y de ciudad?

La respuesta es que nadie podría informar este porcentaje porque no vale la pena ni estudiar el tema.

Derroche de recursos

Dicen los entendidos que la vida útil de una batería no se acorta significativamente por encender las luces de día. Pero en el conjunto de autos de todo el país hay un consumo de energía extra. Y sabemos que la energía no sobra.

No obstante, el principal problema –siempre según los que saben– es el alternador de un automotor, que sí ve reducida su vida útil.

Para colmo es difícil conseguirlos ya que son importados, de mala calidad y bastante caros.

Dónde poner la lupa

Las verdaderas causas de los accidentes viales fatales son la conducción en estado de ebriedad; pasar semáforos en rojo, no usar el cinturón de seguridad y el exceso de velocidad, consideradas faltas gravísimas.

Quizás sobre estos puntos, más allá de los esfuerzos que se hacen, es donde habría que poner la lupa y ajustar las estrategias para evitar accidentes y muertes como las que hay que lamentar cada fin de semana.

*El autor es jefe de Noticias de Diario UNO online. En Twitter: @gzlponce

Dejá tu comentario