Mundo insolito Jueves, 29 de marzo de 2018

Fin del debate: está es la forma correcta de colgar el papel higiénico

Durante años, el debate entorno a la forma correcta que se debía colocar el papel higiénico en el baño ha enfrentado a familias e incluso iniciado todo tipo de guerras. Curiosamente, la solución estaba al alcance de cualquiera desde el mismo día que se hizo oficial la función del papel. El debate ha llegado a su fin.

Para hacerse una idea de hasta dónde ha llegado la controversia, la propia Wikipedia tiene una sección llena de argumentos pro "sobre" (porque reduce el riesgo de transferir gérmenes o es más fácil encontrar el final, se ve mejor), y pro "debajo" (tiene una apariencia más ordenada o supuestamente es más difícil para una mascota desenredar el rollo).

¿Solución? La patente de 1891 del papel higiénico perforado (el actual con marcas para un corte más sencillo en el baño) ofrecía la respuesta oficial al debate. La imagen la descubrió Owen Williams en el 2015. El inventor del papel higiénico perforado, Seth Wheeler, había ilustrado su nueva creación (y por aquel entonces futurista), con el papel subiendo por encima del rollo.

Por cierto, la idea de papel higiénico perforado fue patentada originalmente por la compañía de Wheeler, Albany Perforated Wrapping Paper, en 1871, aunque luego se volvió a patentar nuevamente en forma de rollo en 1891 como una forma de prevenir el desperdicio del mismo. Según escribió Wheeler en la patente:

Desde la aparición de los rollos de papel ... muchos dispositivos diseñados para evitar el desperdicio han sido patentados, pero todo el esfuerzo en esta dirección ha sido sin tener en cuenta el propio rollo de papel, a saber, en la construcción de soportes para los rollos provistos de medios para evitar que se desenrolle y haciendo que sus "hojas" se separen individualmente en puntos de conexión. Mi rollo mejorado se puede usar de forma simple.

No tengo muy claro que la forma oficial de colocar el rollo vaya a cambiar a los pro "debajo", pero no lo decimos nosotros, lo dice el propio inventor del producto que utilizas a diario.

Fuente: ScienceAlert