mundo insolito mundo insolito
martes 06 de marzo de 2018

Condenan a una familia a pagar 112.000 euros por molestar a su vecina con los ruidos de sus hijos

La denunciante asegura que el piso que tenía justo arriba parecía un "patio de colegio" y que no podía descansar ni relajarse.

Acosa a sus vecinos con un millar de llamadas como represalia por los ruidos que hacían en sus casas
Sarvenaz Fouladi, de 38 años, residente en el londinense barrio de Kensington, denunció a sus nuevos vecinos, la familia El Kerrami –que se acababa de mudar al piso de arriba–, por los "intolerables" ruidos que hacían sus hijos.

La mujer, que vive con su madre, asegura que aquello parecía un "patio de colegio" en que los niños jugaban, cantaban y saltaban. Explica que no la dejaban descansar ni relajarse; que, desde que se mudaron, habían arruinado la paz que había en su casa.

En respuesta a la demanda interpuesta por Fouladi, un juzgado de Reino Unido ha dictaminado que los El Kerramis tienen que pagar a su vecina 100.000 libras (112.050 euros), recoge el diario británico The Mirror.

La denunciante, cuenta que muchos de los ruidos que hacía la familia en su día a día le resultaban molestos: desde el sonido de la caldera hasta el de los grifos, pasando por el de la nevera, el de la chimenea y, por supuesto, el de los más pequeños de la casa. Afirma que deberían haber cubierto su hogar de moqueta y alfombras que sirviesen de aislante, pero, sin embargo, no lo hicieron.

Así lo reconoció también el juez Nicholas Parfitt, quien pronunció la sentencia (la multa) final. El magistrado aseguró que, aunque se trataba de sonidos que cualquiera hacía en el día a día, los El Kerrami podrían haber adoptado medidas para no ocasionar molestias a su vecina.
Fuente:

Más Leídas