Diario Uno > mundo insolito

Asaltan una casa armados con una pistola de agua cargada de semen

Se equivocó, ya que tuvo la mala suerte de no encontrar a la víctima que buscaba, y en venganza, pagó toda su frustración con la única persona que encontró en una de las habitaciones. El resultado, una cara llena de lo que todos piensan y una frase lapidaria para marcar territorio: “Ahora estás como el resto de mis prostitutas, todo cubierto de semen“.

Tras esta escena que podría firmar el mismísimo Tarantino, Miller y el resto de su banda abandonaron el lugar llevándose algunos objetos de valor que encontraron por la casa. Días después, la policía detuvo al maleante, y tras un juicio rápido, fue condenado a 18 meses de prisión sin fianza por un delito de robo con violencia.