Mendoza Mendoza
domingo 22 de abril de 2018

Viene un experto a enseñar a detectar mentiras

Hugo Lescano dictará una conferencia de tres horas el 5 de mayo. Las entradas se pueden obtener en www.cccdialectico.com

¿Cómo estar atento a que en una conversación, entrevista o reunión laboral, nuestro interlocutor no nos esté diciendo la verdad, o al menos, nos quiera ocultar información? Saberlo no es cuestión de tener desarrollado un sexto sentido o una gran intuición. Simplemente es necesario desarrollar ciertas habilidades y utilizar herramientas que, de estar entrenados en su funcionamiento, nos serían más que útiles en esta faena que significa la decodificación de los signos de la comunicación.

Se puede aprender a no ser engañados, y aunque parezca una extrañeza, no lo es. Enseñar a estar alertas y saber minimizar los efectos colaterales de los engaños de los que podemos ser víctimas es la tarea de Hugo Lescano, director del Centro de Investigación en Comunicación No Verbal.

Si bien el coach viene a Mendoza una vez por mes para asesorar a políticos y empresarios que quieren especializarse en coaching dialéctico (ver aparte), el sábado 5 de mayo llegará a la provincia para dictar una conferencia de tres horas, en la que se centrará en las habilidades necesarias para detectar mentiras. Pero también Lescano trae otra novedad a Mendoza: el comienzo de una certificación en Coaching Dialéctico en Comunicación No Verbal, que se dictará a partir del 19 de mayo, en la Universidad de Congreso.

En esta nota, Lescano cuenta qué puede encontrar en su conferencia una persona interesada en aprehender estos mecanismos.

–¿Qué se encontrará una persona que quiere aprender a detectar mentiras en su capacitación?
–Lo que intentamos, desde el centro que dirijo (Investigación en Comunicación No Verbal) es brindar herramientas puntuales para que en la vida cotidiana podamos tener elementos que nos permitan detectar mentiras, ocultamiento de información y otras emociones, las que se comprometen a la hora de interactuar con una persona en la vida cotidiana o en el trabajo.

–¿Cuáles son esas herramientas?
–Emergen de un marco teórico en el que se tienen en cuenta lineamientos darwinistas. Darwin dio muchos aportes para conocer los comportamientos básicos de nuestra especie.

–¿Qué papel juega lo cultural y lo social?
–También juegan un papel importante estos otros elementos que tienen que ver con lineamientos sociales, con filtros culturales que construimos para que nuestra manera de interactuar sea previsible. En esta capacitación estudiamos cómo decodificarlos. Las técnicas que nos permiten detectar mentiras están relacionadas con habilidades semióticas que podemos desarrollar.

–¿Qué significa esto?
–Que una cosa es conocer los elementos y otra es incorporarlos. Por ejemplo, si diéramos una clase de cómo andar en bicicleta, dibujaríamos la bicicleta en el pizarrón y explicaríamos la fuerza que hace falta para mover la bicicleta, el equilibrio y otras habilidades necesarias. Que no significa que una persona luego de eso sepa andar en bicicleta.

–¿En la capacitación se apunta a la práctica?
–Vamos a dar elementos generales y también algunos tips para que se pueda practicar en casa, y llevarnos tareas para que esos elementos puedan ser incorporados y esas habilidades semióticas desarrollarlas. Vamos a desarrollar experiencias en vivo, haciendo una lectura de las emociones de las personas que estén en el auditorio.

–¿Tiene otras actividades en la provincia?
–Asesoro a políticos y empresas una vez por mes en Mendoza, candidatos a ocupar altos cargos. También a empresas que quieran aprender a leer las emociones.

–¿Trabajó mucho tiempo en el gobierno de Buenos Aires?
–Durante 12 años formé parte del Ministerio de Desarrollo de la provincia de Buenos Aires. Mi tarea apuntaba a la negociación con los presos, durante los motines. Una actividad en la que la destreza para llegar a acuerdos, lo es todo. Sin embargo, este mismo modelo de negociación, se puede utilizar en otras áreas, como por ejemplo, en los conflictos de pareja.

–¿Cómo sería?
–Mis seminarios se llenan de parejas, porque en este ámbito, negociar es más difícil porque se ponen en juego las emociones. Llegar a acuerdos con los hijos también suele ser uno de los aspectos más difíciles de conseguir. Dentro de mi familia es donde más me cuesta negociar. Allí es donde aprendo para poner ese aprendizaje en práctica en otros ámbitos.

El 5 de mayo estará en nuestra provincia
Hugo Lescano dictará una conferencia de tres horas, en el salón Los Cerros del hotel Intercontinental, denominada Cómo detectar mentiras.

Será a partir de las 9.30 y hasta el mediodía. Los interesados pueden sacar su entrada en www.cccdialectico.com. El valor de la entrada es de $650 y los socios de Club UNO tienen descuento del 25%.

Una certificación que Mendoza esperaba
El 19 de mayo también comienza en Mendoza la certificación en Coaching Dialéctico en Comunicación No Verbal.

"Es una doble certificación, generalmente la damos por un lado y por otro, pero en Mendoza unificamos las dos certificaciones. Son 9 encuentros, desde mayo hasta diciembre, con material muy contundente, académico, con autores muy consistentes en su marco teórico. También tiene elementos prácticos. Será un sábado al mes en la Universidad de Congreso. Todo el material lo va a proveer el laboratorio, junto con el centro certificador de coaching dialéctico", resumió Hugo Lescano.

Perfil
Trabajador social. Hugo Lescano es el director del Laboratorio de Investigación en Comunicación No Verbal con sede en Buenos Aires. Nivel experto en detección de microexpresiones, certificado en el Programa de Entrenamiento de Paul Ekman – San Francisco, EE.UU. (Lie to Me – Fox).

Durante más de una década se desempeñó en escenarios carcelarios en Buenos Aires, interviniendo en situaciones críticas desde el cuerpo y la palabra con técnicas de persuasión subliminal que él mismo ha desarrollado como fruto de la investigación y la praxis.

Trabajador social, negociador y mediador en situaciones de conflicto. Graduado en el Instituto Argentino de Negociación, Conciliación y Arbitraje, expone en su disertación un magnetismo particular y un alto grado de empatía con el público, razón por la cual sus auditorios siempre están colmados.
Hugo Lescano es actualmente consultado por empresas, políticos y medios de comunicación en el arte de la comunicación verbal y no verbal.

Piedra libre a las falsedades
Hugo Lescano afirma que es más fácil detectar las mentiras por los movimientos y acciones corporales que por lo que decimos. ¿Pero cuáles son esos gestos que nos delatan? Entre los más comunes, lo que hace una persona que está mintiendo es la repetición de frases, palabras o hechos.

Otro indicio es mover demasiado las manos: para rascarse, para acomodarse el pelo, por ejemplo.

Un mito que conviene desenmascarar es que quien miente no mira a los ojos. En realidad, la persona que miente mira a su interlocutor a los ojos para chequear que le están creyendo. Lescano dice que la mirada esquiva tiene que ver con otras emociones, como la vergüenza, la culpa, la desconfianza o el temor.

Qué es el coaching dialéctico
El coaching dialéctico es diferente al modelo de coaching que comenzó a ponerse de moda en los ’90, en el que “el motivador” era una persona acostumbrada a incentivar a sus empleados o subordinados de forma agresiva.

El modelo típico era el del personal trainer, que al grito de “tú puedes” prácticamente obligaba a la gente a seguir sus consignas. El coaching dialéctico consiste en lo contrario y se basa en la persuasión.

En palabras de Hugo Lescano, “el coaching dialéctico apunta a mirar los facilitadores y los obstáculos de todo tu entorno. Si algo no te está saliendo bien, no es necesariamente culpa tuya. Hay que apuntar también al entorno. El coaching tradicional te culpabiliza. Vas a encontrar mucha gente que dice ‘a mí nadie me regaló nada, yo lo hice todo con mi esfuerzo’ y esto no es cierto. Todos nos realimentamos permanentemente. Hay muchos actores que participan en esto. La versión dialéctica es la de ida y vuelta”.

En cuanto a la persuasión, Lescano destacó que no tiene nada que ver con la manipulación, sino que se genera cuando una persona desea algo que otra tiene, y la primera es capaz de mostrarle esa posibilidad de satisfacción de su deseo. Para esto, hay que crear y fortalecer un vínculo.

Fuente:

Más Leídas