Mendoza - Ecuador Ecuador
viernes 02 de febrero de 2018

Una ecuatoriana baja el récord de velocidad en el Aconcagua

Daniela Sandoval, de 27 años, hizo 20 horas y 17 minutos en la ruta desde Horcones hasta la cumbre, ida y vuelta.

La ecuatoriana Daniela Sandoval batió el récord de velocidad en el ascenso al Aconcagua.

La andinista oriunda de la capital de Ecuador hizo un tiempo de 20 horas y 17 minutos en la ruta normal desde Horcones hasta la cumbre, ida y vuelta.

El diario El Comercio publicó "que fue el reconocido montañista Kart Egloff quien compartió en la red social Twitter el logro de Dani, como la conocen en el mundo deportivo, e indicó que la marca de Sandoval fue de 20:17".

En la página web Aconcagua online se indicó que la deportista ecuatoriana batió el récord al coronar la montaña, de 6.692 metros sobre el nivel del mar, que antes fue impuesto por la brasileña Fernanda Maciel en 2016. En aquel año, la brasileña, en la misma carrera, hizo 22 horas y 5 minutos.

La joven quiteña redujo en aproximadamente dos horas la marca mundial femenina. Agrega El Comercio que Daniela Sandoval estuvo acompañada en su travesía por Nicolás Miranda, que en el 2017 quebró el récord de velocidad del ascenso en el Aconcagua.

Ambos son parte del equipo Ecuador Más Cerca del Sol y en días anteriores se habían trasladado hasta Argentina para aclimatarse. La quiteña, de 27 años, inició la carrera a la 01:00 del martes 30 de enero. La ecuatoriana aún no se ha pronunciado tras romper la marca, pero sus compañeros han compartido en Twitter el triunfo de Sandoval en el Aconcagua.

La andinista dialogó con el diario El Universo, de su país, y explicó que normalmente se logra llegar a la cumbre del Aconcagua en 15 días, y que "subirlo en menos de un día es algo diferente, hay que tener cuidado, prepararse muy bien y ha sido una satisfacción muy grande (...) un sueño que me propuse y trabajé un montón para poder lograrlo, y gracias a la familia y amigos pude hacerlo". Ella comenzó a correr en montaña hace tres años.

La joven intentó completar este trayecto la semana anterior en dos ocasiones, la primera vez tuvo que regresar cuando estaba a 400 metros de la cumbre, pero las condiciones climáticas no la dejaron completar el trayecto. Esta semana las circunstancias cambiaron para ella y le permitieron no sólo finalizarlo, sino lograr un récord mundial.

El mensaje que le dejó este ascenso fue que "los sueños se pueden cumplir, siempre que te propongas algo, con trabajo, esfuerzo y perseverancia".

"Subirlo en menos de un día es algo diferente, hay que tener cuidado, prepararse muy bien y ha sido una satisfacción muy grande" (Daniela Sandoval, andinista).
Fuente:

Más Leídas