Mendoza - Quino Quino
viernes 02 de marzo de 2018

Un solo corazón: Mafalda y Quino en la Arístides

El artista mendocino Joaquín Salvador Lavado, creador de la famosa historieta, estuvo en la inauguración de las esculturas ubicadas en la remodelada avenida de la Mendoza capital.

"Comienza el día con una sonrisa y verás lo divertido que es ir por ahí desentonando con todo el mundo", esta frase fue dicha por Joaquín Salvador Lavado y ahora se encuentra en la placa ubicada en la intersección de Arístides Villanueva y Huarpes, en pleno centro de la Ciudad de Mendoza.

El gran Quino, uno de los artistas y personalidades más importantes de Mendoza a nivel mundial, recibió un homenaje en esas calles mendocinas. Las figuras de Mafalda, Manolito y Susanita se ubican frente a la Universidad de Mendoza y, a partir de ahora, serán una foto y recorrido obligado para todos los mendocinos y turistas.

Las ciudades de San Telmo en Buenos Aires y de Oviedo en España ya cuentan con esculturas a la famosa historieta de Quino. En la capital de Argentina la misma se inauguró en agosto de 2009, mientras en el pueblo español fue en octubre del 2014. Ahora es el turno de la tierra natal del artista y maestro Joaquín Salvador Lavado.

El mismo escultor, Pablo Irrgang, fue el que realizó estos trabajos en las tres ciudades y se mostró muy emocionado de mostrar su nuevo trabajo.

Mafalda es uno de los personajes de historietas más famosos a lo largo y ancho del mundo. Quizás al decir la palabra Mendoza, además de relacionarla con el vino, hay que hacerse la imagen del gran Quino. Las aventuras de la niña que ama a los Beatles y odia la sopa ya fueron traducidas a 27 idiomas.

En el acto que se realizó hubo una gran presencia política, entre las que se destacó el intendente de la Ciudad de Mendoza, Rodolfo Suárez. Micrófono en mano y con una marcada emoción comenzó a decir unas palabras y a agradecerle al maestro su presencia.

"Quiero agradecerte Quino en nombre de todos los vecinos de la Ciudad de Mendoza. Quiero agradecerle a todos los que han ayudado para que esto se haga realidad y agradecer a Pablo (Irrgang), quien ha realizado esta fantástica obra. Va a ser el lugar donde mendocinos y turistas se sacaran la foto obligada. Estoy conmovido porque sé la trascendencia que va a tener esto", expresó Suárez frente a los micrófonos montados en la intersección de Arístides y Huarpes.

Con una enorme amabilidad y el humor que lo caracteriza, Joaquín Lavado aseguró estar muy emocionado de poder vivir esto. "Esperemos que no sea la última vez que me hacen un reconocimiento así. La verdad que me pone muy contento y estoy muy emocionado", contó Quino en su diálogo con Diario UNO.

Junto al gran dibujante también se encontraba su hermano Roberto (89), que contó sus emociones al ver todo lo que ha logrado su hermano dos años menor.

"En primer lugar siento una gran emoción y tengo mucho gusto de estar compartiendo esto con Quino y con todos ustedes, y en segundo lugar me encanta que el motivo de este acto sea para homenajear a mi hermano", declaró a Escenario Roberto Lavado.

Quino, que está viviendo nuevamente en Mendoza desde noviembre del 2017, recordó distintos momentos de su vida en la provincia.

"El olor de las hojas quemadas en otoño recordaba de Mendoza y eso me emociona mucho. Por supuesto que también el vino y la uva, pero no quiero que vayamos a parar siempre al mismo recuerdo", dijo entre risas.

Uno de los periodistas presentes le preguntó al maestro si tiene recuerdos de tomar vino cuando era joven, a lo que él respondió con mucha simpatía "ahora también", lo que originó la risa de su sobrina Julieta y de todos los presentes que aplaudieron en reiteradas oportunidades a Quino.

Otro de los que se notaron visiblemente emocionados y agradecidos fue Pablo Irrgang, el escultor.

"Soy un gran lector de Mafalda de toda la vida. Estoy supercontento con todo lo que está pasando, es muy importante para la cultura del país. Esto de las esculturas nació con un proyecto del Gobierno de Buenos Aires y cuando me lo propusieron mi única condición fue que me pusieran en contacto con Quino. Pude hablar con él, conocerlo y realmente fue una experiencia única", dijo el artista encargado de llevar a cabo las esculturas que se han montado en San Telmo, Oviedo y ahora en Mendoza.
Fuente:

Más Leídas