Mendoza - La Paz La Paz
lunes 30 de abril de 2018

Tras 23 años, la dinastía Pinto deja La Paz

Sergio Pinto fue intendente desde 1995 hasta 2005, cuando dejó el cargo que asumió su hermano Gustavo hasta este martes.

Durante 23 años conformaron una dinastía que se consolidó en el poder en La Paz. Sergio Pinto fue intendente de ese departamento entre 1995 y 2005 y cuando dejó el cargo, lo sucedió su hermano Gustavo, quien tomó la riendas de la comuna en el 2006. El menor de los hermanos ganó tres elecciones seguidas (2007, 2011 y 2015) que lo ratificaron como jefe comunal y tenía mandato hasta el 2019, pero aceptó ser candidato a senador provincial y finalmente dejará la municipalidad, ya que este martes asumirá como legislador.

Desde ahora la Legislatura de Mendoza será el lugar de encuentro para los hermanos Pinto, ya que Sergio es desde noviembre pasado el secretario habilitado de la Cámara de Diputados.

De cuna radical y militante del sector de los territoriales, el profesor de Educación Física Gustavo Pinto se hizo cargo de la comuna cuando su hermano Sergio dejó la intendencia, luego de ser convocado por el ex gobernador Julio Cobos como ministro de Desarrollo Social. En política, ellos inauguraron en Mendoza este enroque entre hermanos, que luego se daría también en Maipú con los peronistas Adolfo y Alejandro Bermejo y en San Rafael con Omar Félix y Emir.

Este sábado, después de 12 años de gobernar el departamento del Este mendocino, el aún intendente decidió despedirse de su comunidad con un acto ante unas 500 personas que se improvisó en la explanada de la municipalidad que fue "su casa", acto al que acudió el gobernador de Mendoza Alfredo Cornejo.

Allí Pinto agradeció el respaldo de su equipo de gobierno -y como gesto le regaló una botella de vino a todos- y en lo que pudo leerse como un acto de traspaso de poder, ensalzó las cualidades del concejal Diego Guzmán, quien apenas asumió el mismo sábado y fue elegido por sus pares como presidente del Concejo Deliberante y por tanto será quien lo suceda en el poder.

Guzmán fue hasta el sábado Director de Educación y Promoción Social y responde políticamente al saliente intendente.

Sin desaprovechar el momento, Cornejo tomó el micrófono para remarcar lo hecho por Pinto, pero por sobre todo para confirmar que aunque cambie el jefe comunal, tendrán continuidad las políticas definidas por el intendente saliente.

"Gustavo tiene que estar tranquilo porque se va con el acompañamiento de su pueblo, demostrado en elecciones libres y democráticas", señaló Cornejo y se comprometió: "Vamos a terminar este hermoso plan de obras que tenemos en toda la provincia y que tiene gran impacto aquí. Vamos a terminar la Biblioteca, el Jardín, con el plan Habitat que es la inversión más grande que se ha hecho en este departamento. Vamos a terminar casas y a construir nuevas con un nuevo programa de inversión. Vamos a terminar el hospital Arturo Illia, que tantas veces se dijo, lo empezamos y lo vamos a terminar".

Diario UNO intentó hablar con el intendente Gustavo Taca Pinto, pero fue imposible comunicarse con él y desde su entorno lo justificaron diciendo que el aún jefe comunal se había ido "al campo", viaje que habría emprendido con su hermano Sergio.

Tampoco el futuro intendente Guzmán atendió el teléfono, presuntamente porque se encontraba en San Luis.
Fuente:

Más Leídas