Mendoza - transporte público transporte público
jueves 31 de mayo de 2018

Transporte público: después tres años de dilaciones, en enero arranca el nuevo sistema

La concesión venció en 2015. La idea es ordenar, bajar la cantidad de autos en el microcentro e incorporar trasbordos.

A partir de enero del 2019, comenzará un cambio sustancial en la manera de utilizar el transporte público para los usuarios del Gran Mendoza. Si bien la transformación será gradual, tal y como lo explicó el secretario de Servicios Públicos de Mendoza, Natalio Mema, la idea es que las modificaciones que se implementen tengan como sustento el desarrollo territorial.

Para llevar adelante esta propuesta, se realizará la tan postergada nueva licitación del transporte público. La anterior venció en el 2015, y hasta el momento se pospuso por diferentes razones.

La intención es ordenar el sistema, hacerlo más eficiente y menos contaminante, descomprimir el microcentro de automóviles y todo esto optimizando la utilización de los subsidios, tanto nacionales como provinciales. También se implementará la tarjeta Sube para unificarla con el sistema nacional.

Según explicó el gobernador Alfredo Cornejo durante el anuncio de la apertura de la licitación, "lo hemos estudiado, hemos hecho el recorrido correcto de un plan integral. No es una improvisación de gente que se le ocurre dar un golpe de efecto".

También se refirió a las dificultades que representa hacer este cambio y los motivos por los cuales los últimos gobiernos no se han animado a enfrentarlo. "Lo que hacen los gobiernos de turno es no incorporar cambios. Licitan tal cual está el sistema. Nosotros creemos que las modificaciones van a ser para mejor, nos animamos y tomamos riesgos como éste, que sabemos que es muy impactante en la vida de las personas".

Los principales puntos
La licitación para que las empresas interesadas compren los pliegos –cuestan $500.000– se presentó ayer y se abrirá hoy. El nuevo sistema constará de un sistema de líneas troncales: una que va de Este a Oeste, que une Guaymallén con la UNCuyo y otro que va de Norte a Sur, que unirá Las Heras con Luján de Cuyo. Estas troncales, que estarán compuestas por el metrotranvía y colectivos híbridos, pertenecerán a la STM (la empresa de transporte estatal), por lo tanto, no se licitará. Las que sí irán a licitación son las 8 líneas (o grupos) más, que alimentarán a las troncales.

Pero en qué cambiará el servicio para los usuarios. La meta es que existan recorridos preferenciales, que tendrán un costo más alto y llegarán rápidamente al centro, sin hacer demasiadas paradas.

Según el mismo gobernador lo explicó, la idea es hacer competir a los privados en distintos recorridos, que se ensamblarán con el troncalizado cubriendo más áreas de las que hoy se cubren, con más frecuencias.

Otro aspecto importante es que se eliminarán las paradas por el centro de la ciudad. "Por ejemplo gente que iba al hospital Notti desde la Estanzuela y tenía que dar un recorrido por el centro, con el nuevo sistema va a tener la opción de irse directamente", dijo Cornejo.

Lo más probable es que los usuarios deban hacer combinaciones entre los recorridos alimentadores y los troncales para llegar a destino, pero estarán cubiertos (en cuanto al valor del pasaje) por el sistema de trasbordo.

Por último, se hará hincapié en el uso de unidades nuevas, ambientalmente sustentables, con cámaras de seguridad y un diseño unificado con distintas indicaciones acerca del recorrido que realizan.

Subsidios y financiación
Sobre el modo en que se financiará el nuevo transporte, Cornejo explicó que, tal y como ocurre actualmente, el sistema seguirá siendo fuertemente subsidiado, tanto con dinero del Gobierno nacional como con lo que aporta Mendoza y en una tercera parte, por el costo del boleto. Pero a lo que apuntan es a cambiar el uso de ese dinero.

Por un lado, se realizarán más controles en el sistema de trasbordo, puesto que mucha gente utiliza su tiempo de duración (90 minutos) para ir y volver a destino y no para hacer combinaciones. Así lo manifestó Mema y agregó otro ejemplo: la utilización fuera de día y horario de los abonos de descuento de docentes y alumnos.

Por otra parte, el gobernador se refirió a la forma en que se costeará el sistema. "Buscamos que las empresas tengan rentabilidad, que el subsidio que aporta el Estado sea lo más inteligente posible, no a tontas y a locas como se ha venido dando",remarcó Cornejo. Para esto, se impondrá una fórmula mixta de pago, que consistirá en combinar kilómetro recorrido con cantidad de pasajeros transportados. "El empresario tiene que hacer el esfuerzo por transportar más pasajeros. Micros muy colapsados en los horarios picos y con pocos en los horarios valle. Queremos hacer desaparecer los ómnibus desbordados o con tres o cuatro pasajeros, que haya armonía entre los horarios", dijo Cornejo.
Fuente:

Más Leídas