Mendoza Mendoza
domingo 19 de noviembre de 2017

Todavía no empiezan a construir las nuevas casas para los vecinos del Bajo Luján

Lo anunciaron en mayo de este año, con un plazo de 12 meses para finalizar los barrios. Sólo falta la firma de un convenio, pero no iniciarían las obras hasta 2018

Parecía que la mudanza de los vecinos del Bajo Luján a nuevos barrios, después de tantas promesas incumplidas, finalmente se iba a concretar. Sin embargo, a casi seis meses de la fecha en la que debían comenzar las obras de las nuevas casas, todavía no hay avances de ningún tipo y algunos ya empiezan a perder las esperanzas. Desde la Comuna afirman que sólo resta la firma de un convenio y que en 2018 comenzarán los trabajos, que tienen un año de duración.

Doce barrios se construirán, para los cuales se lanzó la misma cantidad de licitaciones, por un monto total de $870 millones de inversión. Nunca, en todas las veces que lo habían prometido en gestiones anteriores, se había avanzado tanto como ahora. Sin embargo, algo frenó el comienzo de las obras y, al mismo tiempo, la ilusión de los vecinos.

"Muchas novedades no hay. Nos dijeron que no arrancó porque se había caído una de las licitaciones porque uno de los terrenos que habían presentado no estaba con los papeles en regla (sería la zona 1), pero supuestamente todas las otras estaban bien", explicó Roxana Vega, presidenta de una de las uniones vecinales del Bajo.

A pesar de las demoras, Vega es optimista y confía en que se va a concretar el sueño de esas 750 familias. "En otras ocasiones hemos ido menos avanzados. Esta vez veo que se viene adelantando bastante, que va bien encaminado. Sólo es cuestión de tener un poco más de paciencia y esperar".

Firmaron un congelamiento
Uno de los motivos por los cuales los vecinos creen que realmente se concretará la construcción de los barrios es que durante las últimas semanas tuvieron reuniones con la Comuna en las que les hicieron firmar un acuerdo de congelamiento.

Esto consiste en que cada unión vecinal define el número de familias que la componen y una vez firmado el acuerdo no se pueden sumar más familias. Además, si alguno vende su casa, inmediatamente queda fuera del plan de viviendas nuevo.

Otro motivo
Otra de las causas por las que les dijeron a los vecinos del Bajo que no habían comenzado las obras es porque el Municipio estaba esperando el ingreso del dinero que irá destinado a las empresas constructoras como anticipo, para que puedan iniciar los trabajos.

Los fondos para la construcción de las casas, que forman parte del Plan Nacional de Viviendas, los pondrán la Subsecretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda de la Nación, mientras que el departamento de Luján de Cuyo ya había aportado el dinero para solventar los estudios que hubo que hacer para darle forma al proyecto.

Ya están las zonas
Cuando se anunció el proyecto, denominado Ribera Luján, que además de la construcción de los barrios y las casas para los vecinos tiene como objetivo la denominada cicatrización del río, no se dieron a conocer las zonas donde estarían ubicados los barrios.

Eso hizo que algunas personas del Bajo no estuvieran de acuerdo con la mudanza, porque si bien todos quieren tener una casa nueva y en buenas condiciones, no querían irse demasiado lejos de la zona en la que viven y trabajan.

Vega informó que finalmente se dieron a conocer las ubicaciones, que serían las siguientes: uno de los barrios estará detrás del barrio Adina, otro detrás del barrio El Portal Cordillerano, dos tendrían lugar frente al nuevo hospital que están construyendo en Luján de Cuyo y uno más estaría a unos 500 metros de la calle Brandsen. En total serían 12 barrios divididos en 5 zonas.

Todos estos detalles, que nunca estuvieron tan claros, son los que mantienen con vida la esperanza de los vecinos, que esperan que de una buena vez las obras comiencen y, por qué no, pasar las fiestas del 2018 en una nueva casa y un nuevo barrio.
Fuente:

Más Leídas