Mendoza - dólar dólar
domingo 20 de mayo de 2018

Suba del dólar: los perdedores y ganadores en Mendoza

El nuevo tipo de cambio sólo beneficia a vitivinicultores que exportan y al turismo, que se hace más tentador para el extranjero. El resto están frenados por la caída del peso

La fuerte caída del peso ante la escalada del dólar dejará en el camino pocos beneficiados y varios golpeados de la economía de Mendoza. En el ínfimo mundo de los primeros, los vitivinicultores se esperanzan con ser más competitivos e insertar en el mercado internacional un buen volumen de vino local, al que ahora ayuda el tipo de cambio. Ese sector representa hoy el 60% de las exportaciones provinciales, según estimaciones de economistas mendocinos.

El otro sector que podría sacar tajada de esta suba es el exportador indirecto, que es el turismo. Con un dólar a $25, los destinos mendocinos pueden volverse más interesantes para el turista extranjero, incluso hasta para los vecinos chilenos, que posiblemente serán de los primeros en llegar con este tipo de cambio que los beneficia.

En el medio están los exportadores agropecuarios, varios de los cuales ya vendieron sus cosechas y podrán quizás recuperar algo de las pérdidas que sufrieron, como es el caso de los ajeros, cuyo precio cayó 50% en esta temporada, o los productores de durazno, que con lo que paga la industria cubren sólo el 70% del costo de la producción. Ese escaso aliento, vaticinan ellos mismos, les durará el tiempo que les lleve comprar nuevos insumos como son los agroquímicos, cajas de madera o plástico, los que, prevén, habrán trasladado ya el aumento de la moneda verde a sus precios.

Por lo demás, el resto de la economía regional va a sentir duramente la devaluación del peso o el paso –especulativo en varios casos– del aumento del dólar a los precios, sean estos productos importados o no. Esta caída de la moneda nacional significa menos dinero para el consumo, que indefectiblemente caerá, asestándole un duro golpe al comercio minorista.

En la construcción, por ejemplo, ya el hierro subió entre el 15% y el 17%, mientras que el cemento lo hizo el 5%. Eso, sumado a que ya no se podrá acopiar material como se hacía antes porque los corralones también especulan con el precio de los materiales, podría frenar la obra privada.

Así, detenida, está también la compra venta de propiedades, que en su mayoría se cotizan en dólares.

Aquel que consiguió, por caso, un préstamo en UVA para adquirirla ya no llegará con ese monto en pesos para cubrir el valor en dólares y no podrá pedir más porque el banco no puede afectarle más del 30% de sus ingresos, y el vendedor hoy especula con subirlas el 10% por si la moneda estadounidense no deja de subir.

Comparativamente entre un dólar del año pasado de $18,92, según la cotización del Banco Central, a uno de $25,10 del viernes, para quien gana en pesos comprar bienes en dólares se encareció el 30%.
Entre los insumos que se importan figuran los medicamentos, que si bien han aumentado entre el 8,5% y el 9% en la provincia, son parte de un mercado liberado, por lo que es potestad de los laboratorios definir sus precios.

dolar 4.jpg

dolar 3.jpg

dolar 2.jpg

dolar 1.JPG

Fuente:

Más Leídas