Mendoza - Mendoza Mendoza
jueves 19 de abril de 2018

Sorpresa y media luego de que 6 diputados del PJ apoyaran a Cornejo

Ante el asombro y con denuncias del resto del partido, un grupo liderado por la senadora nacional Fernández Sagasti decidió acompañar al oficialismo de Mendoza.

Un grupo de diputados peronistas compuesto por Jorge Tanús, Lucas Ilardo, Omar Parisi, Sonia Carmona, Alberto Roza y Carlos Bianchinelli hizo lo que no hicieron los aliados del gobernador de Mendoza Alfredo Cornejo en Diputados: le dio el visto bueno al proyecto de ampliación de la Suprema Corte de Justicia, la tan ansiada iniciativa del gobernador, que podría tener sanción definitiva antes del 1 de mayo y ser parte de los anuncios que realice ese día Cornejo.

Fue porque, según argumentaron, Cornejo "abrió el diálogo" y aceptó tratar un proyecto que le acercó la senadora nacional Anabel Fernández Sagasti para implementar los juicios por jurados. Además, y según afirmó Ilardo, prometió que la ampliación de la Corte no tendría como trasfondo su reelección.

Esta iniciativa encendió la ira de los intendentes del PJ y otros legisladores no dialoguistas, que pusieron el grito en el cielo y salieron a denunciar pactos espurios y acuerdos poco claros, que no se blanquearon puertas adentro del partido. La decisión, tomada en soledad por el grupo de los 6, puede ser el inicio de un cisma que termine con la división en dos bloques del peronismo en la Cámara Baja.

Comedia de enredos
Lo que se vivió el miércoles en la Legislatura de Mendoza podría clasificarse como una típica obra de teatro "de puertas" o comedia de enredos. Es que mientras un grupo de 6 diputados peronistas entraba a un salón para dar una conferencia de prensa y explicar por qué habían cambiado de parecer y ahora apoyaban el proyecto de Alfredo Cornejo para ampliar de 7 a 9 la cantidad de miembros de la Suprema Corte de Justicia, otro grupo de 13 legisladores del mismo bloque salía del recinto y argumentaba que no estaba de acuerdo con este arreglo, que votaría en contra de la ansiada iniciativa del gobernador.

En el primer grupo se encuentra parte de La Cámpora (Lucas Ilardo), del ciurquismo (Sonia Carmona, Jorge Tanús, Alberto Roza y Omar Parisi) y de los azules (Carlos Bianchinelli). En el segundo grupo se alinearon Daniel Rueda, Mario Díaz, Leonardo Giacomelli, Patricia Galván, Lidia Ruiz, Javier Cofano, Silvia Ramos, José Muñoz, Gustavo Majstruk, Cristina Pérez, Carina Segovia, Norberto González y Javier Molina. Los primeros aseguraban que habían reflexionado y que, como el gobernador abrió el diálogo, pudieron acceder a trabar acuerdos. A cambio, Cornejo prometió no insistir en la reelección y darle lugar a un proyecto de juicio por jurados, que la senadora nacional Anabel Fernández Sagasti le acercó a Cornejo el día en el que se reunieron. Lo más llamativo de todo el panorama es que en ninguno de los grupos hay una definición interna concreta, sino que hay representantes de diferentes sectores.

Revuelo peronista
El PJ en pleno está que arde. Muchos ya acusan en las redes sociales y por los medios a estos seis diputados, con Anabel Fernández Sagasti a la cabeza, de haber hecho "un pacto espurio" con el oficialismo. Tales fueron las afirmaciones de la senadora Patricia Fadel. Otros aseguran que lo que ocurre es de una gravedad inusitada, porque se le estaría dando al gobernador la suma del poder público. Así lo afirmó la diputada Carina Segovia.

Lo cierto es que después de un acuerdo firmado por los 19 integrantes de la bancada peronista en la Cámara Baja, en el que se mostraban marcadamente en contra de la ampliación de la Suprema Corte, los argumentos de La Cámpora y sus aliados parecen haber cambiado, y su posición se ablandó. "El gobernador abrió el diálogo y nos prometió que no se iba a reelegir. Por eso nosotros le dimos la preferencia con despacho a su iniciativa", manifestó Ilardo.

"Cornejo abrió el diálogo. Entendemos que el Gobierno ha tenido un gesto importante de apertura. El gobernador no se cerró sólo en definir como una reforma judicial el tema de la ampliación de la Suprema Corte, sino que tuvo en cuenta el proyecto que le acercó la legisladora nacional Anabel Fernández Sagasti con respecto al juicio por Jurados", dijo uno de los voceros del acuerdo, Jorge Tanús, y agregó: "En función del diálogo que hemos establecido con el Gobierno, entendemos que hay que acompañar los cambios que Cornejo propone en cuanto al funcionamiento de la Justicia".

Lucas Ilardo apoyó el cambio de postura en un argumento que para el grupo del PJ no dialoguista es extemporáneo y tiene que ver con la posibilidad de reelección del gobernador. Ilardo dijo que "había una especie de suspicacia, de que Cornejo quería la reforma de la Corte para ser reelegido en el cargo, y el gobernador ha manifestado públicamente que esa no es su intención. Por eso lo acompañamos en la discusión política".

Este acuerdo cerrado entre estos 6 diputados y el gobernador enfureció al resto del partido.

"Queremos informar a la población que hay un grupo amplio de justicialistas que no borramos con el codo lo que escribimos con la mano. En noviembre, junto con el presidente del partido, senadores y diputados, y en consejo partidario provincial, expresamos que veíamos con preocupación el intento del gobernador de quedarse con la suma del poder público, el avasallamiento de las instituciones, y poner en manos de un partido gobernante el destino de todos los mendocinos", aseguró Leonardo Giacomelli (del sector azul).

También opinó Carina Segovia, del mismo sector, quien responde al intendente de Lavalle, Roberto Righi. "Sí, creemos que detrás de esto se busca la eventual reelección del gobernador, hecho que nosotros, con mandato partidario, rechazamos; también La Cámpora y el sector del ciurquismo que hoy avalan el pacto".

Además fijó su posición Patricia Galván, que responde al kirchernismo de Guillermo Carmona. "Desde mi sector firmamos un documento rechazando la ampliación de la Corte porque consideramos de una gravedad inusitada esta iniciativa, porque tiene otras implicancias. No pequemos de ingenuos, sabemos que esto es muy grave para la provincia".

Otra legisladora que no pudo dejar de manifestar su enojo fue Patricia Fadel. "Esto es un pacto raro, un pacto espurio. Porque no cambió en nada el proyecto inicial y ahora lo votan a favor, seguramente han arreglado algo. Acá hay otro pacto, y hay que saber cuál es".

El FIT también criticó el acuerdo. Lautaro Jiménez dijo: "Entre el PJ y el oficialismo existe un pacto de impunidad. Los falsos opositores tienen un discurso vacío que se termina llenando con rosca política". El legislador votó en contra de la preferencia con despacho del proyecto, al igual que los otros tres integrantes del bloque.
Fuente:

Más Leídas