Mendoza Mendoza
miércoles 22 de noviembre de 2017

Soltaron globos en Alvear por los 44 submarinistas del ARA San Juan

El alvearense Hernán Rodríguez es uno de los tripulantes del artefacto que no se ha comunicado desde hace seis días y es buscado intensamente.

En cada globo una esperanza, en cada esperanza una historia, un nombre. Como el del sureño Hernán Rodríguez, que es uno de "los 44", los miembros de la Armada que están en el submarino ARA San Juan cuya desaparición tiene en vilo al país y el mundo.

Al cumplirse el martes seis días de la pérdida de contacto cuando estaba a 430 kilómetros de la costa, al sudoeste de la Península de Valdés, en General Alvear se realizó un emotivo homenaje impulsado por el Municipio. Encabezado por el intendente Walther Marcolini, ciudadanos y algunos familiares de Rodríguez realizaron la suelta de 44 globos.

suelta de globos 04.jpg
Foto: UNO San Rafael
Foto: UNO San Rafael

El acto se realizó en la plaza Carlos María del departamento sureño y en el mismo se elevaron plegarias para la aparición con vida de los tripulantes del buque argentino.

El suboficial Hernán Rodríguez, aunque nacido en Alvear vivió toda su vida en Real del Padre (San Rafael), desde hace más de veinte años está en la Marina y actualmente es el Jefe de Maquinistas del ARA San Juan.

"Es una situación difícil, pero estamos confiados en que los van a encontrar, estas oraciones y el apoyo de toda la gente, nos da fortalezas a nosotros, y a su familia, a Marcela, su esposa, a Francisco, su hijo, y al resto de su familia", dijo Liliana Massa Martínez de Rodríguez, cuñada del suboficial, que entre lágrimas agradeció el gesto: "Es una caricia al alma y nos ayuda a aumentar las esperanzas que uno tiene".

Hernán se fue de Real del Padre en febrero de 1993 para cursar tres años en la Escuela de Mecánica de la Armada, en Buenos Aires, donde se recibió de maquinista y lo destinaron a la Base Mar del Plata.

Allí realizó un curso de un año de submarinista, lo que le permitió navegar durante dos años en el submarino "San Juan" y ocho años en el "Santa Cruz", en el cual vivió la experiencia de permanecer 30 días sin salir a superficie.

También recorrió los mares en la Fragata Libertad en 2001, lo que describió como "algo hermoso" por el hecho de "poder conocer países de todo el mundo y navegar en esa hermosa nave".

No obstante, siempre recuerda al "pueblo que me vio nacer y crecer, que es Real del Padre, y esa hermosa gente que uno no se olvida nunca por más lejos que esté".

Desde 2012 y hasta 2013 permaneció una campaña en las islas Orcadas del Sur, el emplazamiento permanente más antiguo de la Antártida.
Fuente:

Más Leídas