Mendoza Miércoles, 10 de febrero de 2016

Sólo la mitad de los que pasaron a Chile pudieron volver el mismo fin de semana largo

Durante el fin de semana largo por los feriados de Carnaval cruzaron 6.500 vehículos y la ruta colapsó. Ayer regresaron no más de 3.000, para evitar esperas y colas.

Ir y volver de Chile por el paso Cristo Redentor en Mendoza se transformó desde enero en una odisea.

Las intensas tormentas, los aludes, las caídas de rocas sobre el camino y el desmoronamiento del puente sobre el kilómetro 1.126 de la ruta 7, entre Potrerillos y Uspallata, hicieron el recorrido cada vez más peligroso y paralelamente provocaron mayores demoras que las habituales.

Durante este fin de semana extra largo por los feriados de Carnaval cruzaron más de 6.500 autos desde Argentina. Muchos de ellos procedían de Mendoza y tuvieron que esperar hasta diez horas en sus vehículos debido a que el flujo del tránsito en alta montaña colapsó. Largas colas de autos sobre la calzada lentificaron el ritmo e hicieron que más de un viajero se arrepintiera de seguir.

Este martes durante la última jornada sin actividad laboral para la mayoría, muchos turistas decidieron alargar su estadía en Chile tratando de no tener que pasar nuevamente por la misma experiencia de quedar atrapados por horas sobre la ruta y sin poder avanzar. Eso explica por qué solo regresó la mitad de los visitantes, ya que según dijeron desde Defensa Civil regresaron unos 3.000 autos y 100 micros.

El dato que ofreció Gendarmería no difiere tanto de esta cifra. Según sus registros hasta las 17 pasaron por Horcones 1.900 vehículos transportando en total a unas 8.500 personas. El paso siguió abierto las 24 horas ya que sólo hubo en altura una leve lluvia que no provocó mayores inconvenientes.

La Unidad de Pasos Fronterizos del vecino país recomendó a través de sus canales de comunicación aplazar el retorno por unos días tratando de controlar el tránsito y para evitar que se generara nuevamente un caos. "Recomendamos postergar el retorno a su país de origen para después del miércoles 10 de febrero", publicó en su cuenta de Twitter, el lunes pasado.

Tal como relató el titular de Vialidad Nacional de nuestro país, Miguel Rivas, que estuvo con su equipo trabajando para habilitar el puente Bailey, este martes hubo poco movimiento de vehículos sobre la Ruta 7 y se le dio prioridad en el by pass transitorio a los autos que venían de Chile con el fin de agilizar el flujo. "Hubo demoras que no superaron los 20 minutos en este sector", confirmó Rivas.

Mientras tanto el cuartel de Gendarmería en Uspallata aseguró que las demoras para los que volvían de Chile no superaron las dos horas entre los trámites aduaneros y los tramos de ruta en los que es necesario disminuir la velocidad para ir intercalando el cruce de vehículos. El paso Pehuenche funcionó con normalidad y no fue tan concurrido como semanas atrás explicaron los funcionarios.

Más noticias