Mendoza Mendoza
miércoles 27 de junio de 2018

Se quedó en primera ronda la ampliación de la Corte

El Gobierno provincial sufrió una dura derrota en una sesión especial para agrandar el tribunal de 7 a 9 miembros. Tenía los votos para dar sanción definitiva pero no consiguió los necesarios para abrir el debate previo

No todos festejaron en el infartante supermartes del Mundial. Argentina pasó milagrosamente a octavos pero el gobierno de Alfredo Cornejo, en cambio, se quedó en primera ronda.

"Siamo fuori della Corte", cuentan que maldijeron los que ya se probaban el traje de supremos, ante la frustrada aprobación de la ampliación del máximo tribunal de justicia local que abriría dos nuevos cargos
Todo estaba listo. El oficialismo había convocado por sorpresa a una sesión especial para tratar el proyecto ayer a las 18.30, justo después del partido Argentina-Nigeria.

Todos pensaron que Cornejo había conseguido los votos necesarios en la Cámara de Diputados para volver a la carga con su proyecto.

Y de hecho los tenía pero ayer por la tarde se les esfumaron como a Nigeria se le escapó el punto del empate que lo daba por clasificado.

Con los números del quórum en "Rojo" y sin prórroga que los salvara a pesar de la espera de una hora, el oficialismo mordió la derrota ante la oposición con el proyecto de ampliación de la Corte mendocina.
Después de dos intentos, a las 19 y a las 20, no logró obtener los 25 votos necesarios para abrir la sesión que le habilitaría a someter el proyecto a votación que desde el año pasado tiene media sanción del Senado.

La derrota fue tan implacable que no hubo lugar ni para las tradicionales roscas o negociaciones que arrastran las sesiones legislativas a altas horas de la madrugada.

Una suerte parecida había corrido antes del 1 de mayo. El Gobierno estuvo a punto de presentar el proyecto, tras un pacto con el peronismo K mendocino pero a último momento el apoyo se pinchó y decidió retirarlo para una mejor ocasión.

Esa oportunidad fue ayer. El Gobierno se largó con la convicción de que tenía los votos de los diputados del PI-Protectora para habilitar el tratamiento de la ley. Y también que contaba con una ventaja numérica que difícilmente se repita: la ausencia de los diputados peronistas Mario Díaz y Carlos Bianchinelli, que le permitiría al oficialismo aprobarla con los votos propios.

Estaban seguros de que así sería pero no sucedió. Fue un porrazo inédito para el Gobierno provincial y el siempre meticuloso manejo político del gobernador Alfredo Cornejo.

Aunque al Poder Ejecutivo le quedan chances matemáticas de buscar el quórum nuevamente, ayer se dio cuenta de que no tiene los votos, es decir, los goles para ganar el partido.

Fracasada la sesión estalló la bronca ante los medios. El presidente de la Cámara de Diputados, el radical Néstor Parés, denunció "un nueva voltereta" del PI-Protectora y acusó a sus diputados de faltar a la palabra.

Señaló al diputado nacional José Luis Ramón de haber ordenado a sus tres legisladores locales no cumplir con lo comprometido y negar los votos para que el oficialismo tuviera el quórum para tratar y aprobar la ley de ampliación de la Corte.

El diputado provincial del PI-Protectora Mario Vadillo, socio histórico de Ramón, salió al cruce rápidamente negando la acusación.

Los aliados, también en contra
El socio del oficialismo Marcos Niven, diputado del Partido Demócrata, tampoco dio quórum.

En contra desde la primera hora de la iniciativa para ampliar la Corte, se quejó de la metodología que utilizó el Gobierno: "Trataron de aprovecharse de una situación para aprobar un tema trascendental.

Estos temas como los de la Corte no pueden tratarse así, exigen un consenso con el resto de las fuerzas políticas". El otro socio, Guillermo Pereyra, del massista Frente Renovador, ni se apareció.

Los PJ en la misma vereda
La diputada del Partido Justicialista Carina Segovia reprobó la sesión impulsada por el Ejecutivo: "Celebramos que la oposición haya hecho causa común y no haya dado quórum, sobre todo por el día en que se convocó. Es un tema de política de Estado que no se puede tratar de esta forma sorpresiva, sin respetar los mínimos códigos que aquí tenemos cuando hay una sesión especial".

El diputado del bloque peronista K de Podemos, Jorge Tanús, recordó que "no dimos el quórum porque no es lo que acordamos cuando Anabel Fernández Sagasti habló con el Gobierno. Nosotros exigimos que el proyecto debía incluir la aprobación de los jueces de la Corte con los dos tercios del Senado. El Ejecutivo nunca aceptó y bueno, nosotros decidimos que no vamos a aprobar este proyecto que viene enlatado".
Fuente:

Más Leídas