Mendoza - Mendoza Mendoza
miércoles 06 de diciembre de 2017

Salvo excepciones, la policía no puede retener el carnet

Aunque antes era muy normal para faltas graves o gravísimas, ahora sólo lo podrán hacer por escasos motivos. Lo establece la nueva Ley de Tránsito de Mendoza.

La nueva Ley de Tránsito de Mendoza trae aparejado un sinfín de modificaciones que irán dejando mucha tela para cortar, y a las que tanto los conductores como los encargados de hacerla cumplir deberán estar atentos.

Uno de esos cambios es que ya desde el lunes los policías que trabajan en Seguridad Vial no podrán retener el carnet de conducir, como antes, ante faltas graves o gravísimas, y tendrán sólo seis motivos para justificar la retención.

Desde hace más de una década, la retención del carnet de conducir tras un control era una situación como mínimo controvertida. Incluso un fallo de la Corte del año 2006 establecía que retener el carnet emergía como una sanción anticipada que violaba los derechos reconocidos institucionalmente vinculados a las garantías del debido proceso.

A pesar de dicho fallo, firmado por la doctora Aída Kemelmajer, durante los once años posteriores, hasta este, los policías de Tránsito tuvieron como costumbre el hecho de retener la licencia a quienes cometían infracciones o no cumplían con ciertos requisitos establecidos por la ley.

Esta acción, además de ir contra lo determinado por la Justicia, era considerada injusta por los conductores, ya que la retención del carnet dependía muchas veces de la voluntad del policía.

Eso ahora cambió y no se podrá retener el carnet, por ejemplo, por pasar un semáforo en rojo o ir hablando por celular.

Sin retenciones
El lunes pasado, a partir de un comunicado emitido por Seguridad (ver aparte), se informó tanto a los oficiales como a los conductores de vehículos a motor que ya no estará permitida la retención del carnet de conducir cuando se trate de faltas graves o gravísimas, motivos por los cuales antes sí se acostumbraba a retener.

Esto se da sin que haya sido reglamentada la nueva Ley de Tránsito, que en su conjunto entrará en vigencia a partir del 1 de enero de 2018.

De todas maneras esta medida ya está vigente, y tal como anuncia el memorando de instrucción interno del ministerio, todavía habrá seis motivos (ver aparte) por los cuales se puede seguir reteniendo la licencia de conducir, y aplica para autos, motos y camiones que circulen por las calles y rutas de la provincia.

Lo que no cambia es que ante el solo requerimiento de la autoridad competente se deberá presentar la licencia de conducir, la cédula de identificación del vehículo y/o cédula de identificación para quien esté autorizado a conducir o autorización expedida por escribano público nacional, póliza y comprobante de seguro vigente, además de cualquier documentación exigible, que deberá ser devuelta de inmediato.

100 multas por día
En promedio, la policía de Tránsito aplica unas 100 multas por día por infracciones que se enmarcan dentro de las graves o gravísimas. Eso quiere decir que diariamente se estaban reteniendo 100 carnets de conducir.

Desde ahora, cada vez que se cometa una infracción o ante un control el conductor no cumpla con lo establecido, el inspector o policía deberá sancionar con la aplicación de una multa, pero deberá inmediatamente devolver la documentación.

Esto último, siempre y cuando no se transgreda una de las seis causas por las que todavía podrán quedarse provisoriamente con la licencia.

-Jueces y legisladores. Siguiendo el Estado de derecho, están de acuerdo y expresan que "el conductor que comete una infracción no puede ser tratado como culpable hasta que se dicte la sentencia firme de condena".

-11 años hace que la doctora Aída Kemelmajer firmó el fallo donde establecía que retener el carnet de conducir era una sanción anticipada que violaba derechos constitucionales.

nueva-ley-transito.jpg

Fuente:

Más Leídas