Mendoza - Martín Zapata Martín Zapata
viernes 20 de octubre de 2017

"Quisimos hacer hincapié en la violencia verbal que está naturalizada en la sociedad"

Lo dijeron los estudiantes mendocinos del Martín Zapata que ganaron un concurso nacional.

No solo los golpes lastiman se denominó el corto realizado por alumnos de la escuela Martín Zapata que obtuvo el primer puesto del VI Concurso Nacional Luz, Cámara e Inclusión, que este año tuvo como eje temático "No a la violencia de género".

El galardón fue compartido con la escuela organizadora del encuentro, José Vicente Zapata (Rodríguez 499, Mendoza capital).

Los objetivos del concurso, que intenta propiciar el diseño e implementación de proyectos educativos con el uso de las nuevas tecnologías, se centran en promover la interacción entre estudiantes y docentes de diferentes instituciones, fomenta además la reflexión de los alumnos sobre temáticas relacionadas con la adolescencia e intenta concientizar sobre la violencia de género en el ámbito escolar y social, a través de la producción de cortometrajes.

Los trabajos presentados en esta edición mostraron un alto nivel de desarrollos multimediales, con estrategias, técnicas diversas y claros mensajes en contra de la violencia de género.

Grupo ganador
Gianfranco Liguori, Agustina Ríos, Victoria Montenegro y Augusto Ramet integraron el equipo del colegio de la Universidad Nacional de Cuyo que para armar el trabajo combinaron conocimientos de Informática, Humanidades y Ciencias Sociales. La mirada que los chicos pusieron en el corto fue un punto fundamental para que el jurado del concurso lo eligiera entre las 200 producciones que participaron y que representaron a 51 instituciones educativas del país. También participaron 48 docentes asesores y 650 alumnos en total.

"Quisimos hacer hincapié en la violencia verbal que está naturalizada en la sociedad. Muchas veces no nos damos cuenta y somos violentos cuando hablamos, lo hacemos sin darnos cuenta y en eso rondó la idea que plasmamos en el corto", explicó Victoria, que prestó la casa para que el grupo diera forma al proyecto sobre violencia de género.

Precisamente el video se centra en las palabras, frases y los preconceptos que naturalizan grandes y chicos y se transmiten de generación en generación, lo que causa un dolor que produce mayores secuelas que la violencia física.

"La violencia machista está desde que nacemos y nos afecta hasta tal punto que puede terminar, en muchos casos, en la muerte de una mujer. Y no sólo eso, sino que atrás tenemos una sociedad que naturaliza eso y hasta le parece bien, no se lucha contra estas cosas para desterrarlas", opinó Agustina.

Los integrantes del grupo ganador se mostraron muy contentos y satisfechos con el resultado. "Era un concurso nacional y se presentaron 200 videos, de los cuales quedamos entre los 14 seleccionados. Luego quedamos empatados con el colegio Vicente Zapata, y en tercer lugar se ubicó una escuela de Tunuyán", explicó Augusto, que se encargó de la edición del corto.

Gianfranco, especialista en informática, recordó que el resultado lo dieron a conocer la semana pasada y que "inmediatamente comenzamos a aparecer en los portales de internet. No lo podíamos creer . El premio es una notebook para cada uno y la difusión del corto en Cinemark".

Un jurado multidisciplinario
La etapa de selección de los cortometrajes implicó una tarea interactiva que contempló el cumplimiento de las bases y condiciones, así como el contexto de la producción del corto y la claridad del mensaje, entre otros aspectos.

Fuente:

Más Leídas