Mendoza Mendoza
martes 14 de noviembre de 2017

Prepará el GPS: en Ciudad hay 13 calles y 20 cuadras cortadas por obras viales

En siete de ellas, incluida Peltier, de jurisdicción del Gobierno provincial, la restricción es total.

Circular por el Gran Mendoza no es una tarea fácil. Las tan necesarias obras viales de reparación y repavimentación comenzaron, en arterias principales, casi en simultáneo. Solo en Ciudad, donde ahora comenzaron los trabajos sobre Pedro Molina, hay 13 calles que están siendo intervenidas, con un total de 20 cuadras por las que no se puede transitar o solo se puede por media calzada.
Algunas son más importantes, como Arístides Villanueva, Boulogne Sur Mer, Mitre o Peltier, esta última perteneciente al Gobierno provincial, y algunas de menor envergadura, como pueden ser Chacabuco, Léonidas Aguirre o Sobremonte, pero todas tienen la misma característica: su estado era muy malo y debía ser reparada.

El problema que surgió es que al hacer tantos arreglos al mismo tiempo se complicó la circulación vehicular y los automovilistas deben estar atentos a cada corte si no quieren perder tiempo avanzando por calles que en algún momento se cortan y los obligan a volver y alargar los trayectos para llegar al objetivo.

En total son 13 calles y 20 cuadras las que están en obra. Siete de ellas tienen restricción total, cuatro tienen restricción de media calzada (dos con restricción de media calzada por losas) y dos tienen restricciones y aperturas momentáneas. Además, si bien en el Centro Cívico está cortada por arreglos únicamente en Peltier, los ingresos están limitados por La Pampa, Patricias Mendocinas y 9 de Julio.

ciudad en obras.jpg

Ahora le toca a Pedro Molina
Esta semana comenzó la remodelación total de la calle Pedro Molina, que incluirá trabajos de adoquinado y la renovación del bulevar, con el objetivo primario de favorecer la circulación peatonal.
"Iniciamos junto con el Gobierno de la provincia las obras de remodelación total de la calle Pedro Molina, con lo que se pondrá en valor y se jerarquizará la infraestructura urbana, en esta arteria y en la zona", informaron desde la Comuna capitalina.

Las obras irán desde San Martín hasta Belgrano, abarcando la totalidad de la arteria, que en algunas de sus esquinas está totalmente deteriorada. Como se irá trabajando por zonas, el plazo total de los trabajos es de 360 días, poquito menos de un año, y se prevé una inversión de casi $114 millones.
Los primeros movimientos se están viendo en la primera cuadra, es decir de San Martín a 9 de Julio. De todas formas, informaron que se trabajará de a media calzada a la vez, por lo que el tránsito estará restringido pero no habrá corte total.

En cuanto a los cruces de Pedro Molina con las calles transversales, en esta primera cuadra se prevé reducir a media calzada la circulación norte-sur por 9 de Julio en la intersección de ésta y Pedro Molina. Mientras, la intersección de avenida San Martín y Pedro Molina no sufrirá restricciones, para los automovilistas que circulen por avenida San Martín.

Rodolfo Suarez, intendente de la Ciudad, expresó acerca de la obra: "Es, como las otras que estamos ejecutando, muy importante y necesaria para la ciudad, y con las que está haciendo la provincia en el Parque Cívico la zona va a quedar en perfectas condiciones para disfrutarla".

Suarez también aseguró que tienen la idea de que la obra tenga el menor impacto posible, motivo por el cual apostarán, mientras duren los trabajos, agentes de tránsito que regulen el paso vehicular, acompañado de cartelería indicativa para los conductores.

En detalle
La obra de Pedro Molina no será únicamente con trabajos de reparación y repavimentación. Si bien se reconstruirán totalmente ambas calzadas con adoquines, también se revestirán las cunetas centrales con piedra bola. Además, habrá un nuevo solado en el bulevar y en la vereda norte.

Tal como se está haciendo en otras obras, como la de calle Arístides Villanueva o en la plaza España, aquí también se enrasará la calzada a nivel de vereda, eliminando las barreras físicas y facilitando el flujo peatonal en todos los sentidos de marcha.

Entre las comodidades para los peatones se destaca el nuevo equipamiento de diseño, que incluye bancos, bebederos y nuevos cestos de basura, además de una nueva iluminación peatonal. Por último, pero no menos importante dado que actualmente la zona es sumamente oscura, se remplazarán las lámparas de calle para una mayor y mejor intensidad lumínica.
Fuente:

Más Leídas