Mendoza Mendoza
domingo 21 de enero de 2018

Por la fiebre amarilla lanzan nueva alerta para turistas

Aconsejan a quienes viajen a Brasil, vacunarse debido a un brote de la enfermedad en las ciudades de San Pablo y Río de Janeiro

Una nueva alerta sanitario lanzó la Organización Mundial de la Salud (OMS) para los viajeros que viajen a Brasil, que según la institución "está viviendo un aumento de la actividad de la fiebre amarilla desde diciembre de 2016".

La única forma de evitar un contagio es vacunarse dos semanas antes de viajar.

"En general, ya sabemos que quienes viajan al país vecino pueden contraer esa patología. Por eso, se está pidiendo a la gente que se vacune contra la fiebre amarilla", señaló Andrea Villalba, jefa del Servicio de Infectología del hospital Lencinas.

Aconsejó estar atentos a los síntomas, sobre todo a la fiebre, aunque esta enfermedad también se presenta con cuadros gastrointestinales, dolor de cabeza, dolores musculares y vómitos, entre otros síntomas.

"Hasta ahora no tenemos ningún paciente que haya llegado de Brasil con estos síntomas. Cuando tenemos un caso con estas características, lo aislamos y lo tenemos en observación para un mejor diagnóstico", comentó la especialista y añadió que si bien el alerta esta dirigido a la ciudad de San Pablo, pide que se vacunen todos, incluso los que vayan a Florianópolis, un destino muy elegido por los argentinos.

"En Brasil se está pidiendo que se vacunen sus propios habitantes, ya que este año la situación de riesgo se ha extendido a otras zonas que años atrás no se contemplaban", agregó Villalba.

En Mendoza la vacuna se coloca gratuitamente en Sanidad de Frontera (España 1425, de Ciudad), el único lugar que otorga la certificación internacional. Se estima que se colocan en esta época alrededor de 100 dosis por día.

Si la vacunación la realizan en un vacunatorio privado, se deber pasar por esta oficina para validar la colocación de la dosis y recibir el certificado de vacunación.

El problema en cifras
En lo que va de 2018, las autoridades brasileñas confirmaron 11 muertes por esta enfermedad en el estado de Minas Gerais, 4 San Pablo, 3 en Río de Janeiro (ya hubo al menos 34 muertes desde enero de 2017), una en Bahía y otra en el distrito federal de Brasilia.

El gobierno brasileño tiene pensado habilitar controles sanitarios en los pasos fronterizos con el propósito de comprobar la inmunización.

Deben vacunarse todas las personas de 1 a 60 años que vivan, transiten o viajen a lugares de alto riesgo, como Río de Janeiro, Minas Gerias, San Pablo, Bahía y Espírito Santo, en Brasil; las zonas selváticas de Bolivia y Paraguay, y Misiones o Corrientes, en la Argentina.

Aquellas personas que se hayan inmunizado hace diez años, no necesitan colocarse la vacuna en esta oportunidad.
Fuente:

Más Leídas