Mendoza - Mendoza Mendoza
domingo 29 de octubre de 2017

Polémica por el uso de la residencia oficial del gobernador

La casona en La Puntilla donada por el empresario Enrique Pescarmona fue utilizada por el Gobierno de Mendoza para celebrar la victoria en las elecciones del último domingo.

Desde junio pasado, el Gobierno y la Unión Cívica Radical tienen un nuevo salón de fiestas y eventos: es la residencia oficial de Alfredo Cornejo, casa que el empresario Enrique Pescarmona, donó a Mendoza en abril de este año, para que el mandatario viviera allí y pudiera realizar actividades oficiales relacionadas con su tarea de Estado.

Cornejo no vive en esa casa ni vivirá. Declinó mudarse a la residencia apenas fue donada, prefiriendo seguir en su domicilio, en Godoy Cruz.

Desde entonces, nunca la presentó en sociedad ni la utilizó para un acto oficial. Decían que estaba en obras.

Pero al final, el Gobierno de Mendoza le encontró un destino más práctico: la casona de La Puntilla fue utilizada en dos encuentros (una cena y una celebración) relacionados con fines partidarios y electorales, tal cual admiten fuentes del radicalismo.

Celebraciones que no conjugarían con el uso institucional para el que el inmueble fue donado, destino que quedó plasmado en el decreto 399/17, que formalizó la entrega.

El festejo principal se hizo el 25 de octubre pasado en la paqueta casa de calle Francia 809, donde la alianza UCR/PRO con el gobernador al frente celebró la arrasadora victoria en las urnas provinciales del domingo 22.

Niegan un festejo
Desde el Poder Ejecutivo negaron el festejo. El vocero del gobernador, Pablo Sarale, afirmó: "No hubo fiesta ni celebración. Solo hubo una reunión con el gabinete y los legisladores, en donde además hubo comida".

Un tuit de la senadora radical Mariana Caroglio, emocionada por lo linda que quedó la casa y por la fiesta, reveló que la residencia del mandatario que todavía no se inauguraba ya se había inaugurado, extraoficialmente, claro.

En el posteo, la senadora Caroglio cuenta: "#AHORA en la nueva residencia del Gobernador @DifusionCornejo en #LaPuntilla #LujánDeCuyo. Hermosa noche!", compartiendo una foto en la que sale ella con el mandatario, algunas legisladoras radicales y otras mujeres de la UCR.

Al fondo se ve claramente que un servicio de catering montó el mobiliario y las mesas para los invitados.

¿Para qué la donaron?
Cuando Pescarmona donó la vivienda de grandes dimensiones (de 722m2 cubiertos) y generoso patio parquizado de 4.344m2, señaló que lo hacía porque no podía entender que el gobernador de Mendoza, (Cornejo, sus antecesores y los que le seguirán) no tengan ni hayan tenido un vivienda oficial, acorde a la importancia del cargo, para residir y recibir con las comodidades necesarias las visitas de Estado.

La intención de Pescarmona quedó claramente plasmada en el decreto. En los considerandos dice: "... el Señor Pescarmona quiere donar a la Provincia de Mendoza esa propiedad en memoria de sus padres con ese destino específico..". Y sigue: "Que en consecuencia Pescarmona ofrece en donación el referido inmueble destinado a la residencia del gobernador y lugar de realización de recepciones o audiencias de mandatarios, funcionarios o visitantes de otras provincias y países".

Por si queda alguna duda, el artículo 1º del decreto ratifica y ordena que exactamente ese será el uso del inmueble y ningún otro en particular.

Se podía pensar que la emoción por el triunfo electoral y la ocasión de tener la casa habilitada valió la pena una excepción. Después de todo es la residencia del gobernador aunque no viva en ella ni piense vivir ahí en los dos años que le quedan.

Pero resultó que antes del 22 de octubre también fue utilizada.

En junio, Cornejo recibió en la casa oficial a intendentes del partido para tratar temas de campaña y anunciarles cómo quedaría la lista de candidatos a diputados nacionales para las elecciones legislativas en una cena que incluso, dicen, los invitados debieron pagar de su bolsillo.

Pedido de informes en el Senado
La novedad del festejo partidario en la residencia llegó a la Legislatura y no tardó en llegar la repercusión.

El senador peronista Luis Böhm presentó un pedido de informes al Poder Ejecutivo para que dé cuenta del festejo realizado y en el marco de qué parte del decreto ha destinado su uso específico.

En el mismo reclamó: "Consideramos que dicho evento, de haberse realizado, no formaría parte de los objetivos para los cuales está destinada la residencia, porque podría haberse tratado de un festejo del partido radical y no un evento oficial, ante lo cual incurriría en una falta de ética, al adueñarse un partido político de un espacio que debe ser considerado propiedad de todos los mendocinos y destinado a eventos de mayor seriedad e importancia para la ciudadanía toda".

Límites. El documento que legalizó el uso de la vivienda oficial como la residencia del gobernador no tiene un decreto reglamentario que diga qué puede hacer el mandatario en esa casa y qué no, sobre todo lo que tenga que ver con su vida personal.

Gastos. El mantenimiento y uso del inmueble es costeado con fondos del Estado provincial. Darle un uso extraoficial aun siendo la residencia del gobernador de Mendoza supondría que el Estado tendría que correr con los gastos de esas actividades.

Olivos es otro mundo, ya que allí han desfilado celebridades de todo tipo
La residencia de Olivos es la casa del presidente de la Nación y fue donada en comodato hace añares para cumplir ese fin y ningún otro. Si el mandatario nacional no la utiliza, el Estado argentino está obligado a regresarla a sus dueños.

Sin embargo, en Olivos se hacen múltiples actividades que paga la cuenta del Estado argentino.
El ex presidente Carlos Menem invitaba celebridades y famosos deportistas todos los fines de semana para jugar al fútbol. Había comilonas y entretenimiento.

Además, cada presidente que llega a Olivos puede, y de hecho lo hace, redecorar la residencia a su gusto. También realizan actividades personales.
Fuente:

Más Leídas