Mendoza Mendoza
miércoles 11 de julio de 2018

Pintadas antiaborto abren más la grieta en Mendoza

En Capital y en San Rafael aparecieron grafitis contra el aborto legal. Fueron hechos en la madrugada del lunes. En la ciudad se hicieron en el barrio Cano, donde ya se habían denunciado agresiones. En el Sur, en un terciario

En dos días, pintadas antiaborto en la ciudad de Mendoza y en San Rafael profundizaron la grieta entre las personas a favor de la legalización y las que se posicionan en contra.

En el primer caso, mujeres feministas del barrio Cano denunciaron en la Oficina Fiscal Nº13 (Comisaría 6ª) que sus casas fueron marcadas con la leyenda "putas feministas" y pintadas de verde. Fueron las mismas que recibieron ataques –golpes e insultos– hace dos semanas. Una de ellas, Alicia Maldonado, logró que le dictaran a una de sus vecinas –aparentemente agresora– una prohibición de contacto físico y verbal.

En cuanto a San Rafael, los grafitis fueron realizados en el Instituto de Educación Superior (IES) del Atuel y en el Área de la Mujer municipal. En el IES escribieron en el muro de la entrada "No al aborto, sí a la vida", "Viva la Patria" y "No adoctrinen". Además realizaron pegatinas con imágenes de fetos abortados.

En el Área de la Mujer, en cambio, las pintadas decían "No a la ideología de género".

Estas expresiones fueron efectuadas casi al mismo tiempo, con 260 kilómetros de distancia pero con el mismo proceder.

Otra vez agresiones en el Cano
Alicia Maldonado contó a Diario UNO que su casa amaneció con las marcas antes mencionadas en la madrugada del lunes. Ella es una de las tres mujeres que fueron agredidas el 2 de julio en las inmediaciones del barrio. Según manifestó, las pintadas que se encuentran en la entrada de su casa tienen relación con los hechos ocurridos a principios de este mes. "Veníamos denunciando las agresiones, y en la noche de ayer (por el lunes) nos pintaron con mensajes agresivos la entrada de dos departamentos del barrio. Hay un tremendo temor entre las vecinas, que estamos organizadas. Es una situación muy preocupante", señaló Maldonado. Contó además que "necesitamos que esto se sepa y la condena social es muy importante. Estuvimos con políticos, funcionarios y concejales de diversos espacios partidarios, y nos prometieron apoyarnos. Queremos que se involucre la Iglesia Católica en repudiar estos hechos. Tenemos temor porque lo que está ocurriendo es que hay grupos provida que se están articulando para perseguir a las feministas". Para Maldonado, estas personas hacen alarde de su agresión y se sienten orgullosas de ello.

pintadas aborto 1.jpg

También aclaró que no fue golpeada por usar el pañuelo verde, de la campaña nacional por el aborto legal, seguro y gratuito, sino por tener un sticker de ese colectivo en la entrada de su casa.

"Nosotras somos una comunidad muy organizada, tenemos una feria americana en el barrio y un merendero. Somos feministas y estos grupos provida nos tienen identificadas. Hay una movida xenofóbica, misógina y racista. La sociedad en su conjunto debe repudiar esta caza de brujas", manifestó Maldonado.

Consultada acerca de las medidas judiciales tomadas al respecto, la referente social del Cano aseguró que "la legislación no responde a lo realmente grave que es que la xenofobia, la misoginia y el racismo que proviene de grupos de la sociedad civil, que están articulados con las fuerzas policiales y la Iglesia".

Pintadas en instituciones
El periodista Marcelo Schmitt, de UNO San Rafael, explicó que en el Sur de la provincia las pintadas fueron en el exterior de un instituto terciario (IES del Atuel) que hace unos días embanderó uno de sus mástiles con la insignia verde y otro con el estandarte de la diversidad, la bandera del arco iris.

El cronista entrevistó a Andrea Matacotta, directora del Área de la Mujer del Municipio, quien opinó que estas formas de expresión corresponden a una mirada poco democrática sobre el tema.

Además, según la funcionaria, los lugares de debate democráticos no son los muros de un instituto terciario ni de una repartición pública, sino la Legislatura y el Congreso.
Fuente:

Más Leídas