Mendoza - Mendoza Mendoza
jueves 01 de febrero de 2018

Nueva era judicial: arrancan los juicios orales civiles

Rige el nuevo Código Procesal Civil. Desaparece el litigio por escrito. Ahora habrá dos audiencias orales y sentencia.

Los tribunales que a diario dirimen y resuelven demandas económicas por daños y perjuicios en accidentes viales, malas praxis, ejecuciones de prendas e hipotecas, cheques impagos, suceciones, contratos de alquiler incumplidos y desalojos, recursos de amparo, disputas contra el Estado en las paritarias de los estatales –como sucedió con el ítem aula–, conflictos por la explotación minera y litigios comerciales, entran este jueves en una nueva era.

Estos tribunales, que se conocen como el fuero de la Justicia Civil, Comercial y Minas, y que hasta fin de año hacían todo el procedimiento judicial por escrito, estrenarán un sistema puramente oral, que promete reducir los procesos de entre 5 y 10 años de duración a unos pocos meses o como máximo a un año.

Se lanza en la práctica el nuevo Código Procesal Civil, que fue reformado y aprobado el año pasado por la Legislatura de Mendoza, a instancias del Poder Ejecutivo y de una comisión multidisciplinaria que participó de su reforma y mutación a la oralidad.

El subsecretario de Justicia, Marcelo D'Agostino, quien encabezó la reforma del CPC, dijo a Diario UNO: "Todo el proceso será oral y estará reducido a dos audiencias con el juez presente, algo que antes nunca ocurría: en la primera se presentará el conflicto y en la segunda se rendirán las pruebas, evaluarán los peritajes y se escuchará a los testigos, para que el juez dé sentencia en ese momento o en un plazo no mayor a 30 días".

Tanto el Gobierno como la Suprema Corte Justicia de Mendoza están entusiasmados con que el nuevo sistema va a funcionar y redituar en "beneficios para la ciudadanía".

Se basan en una prueba piloto que realizaron entre el 1 de agosto y el 30 de noviembre del año pasado, cuando llevaron a la práctica la oralidad, tomando una muestra real en los tribunales.

La prueba piloto de 2017
D'Agostino precisó: "Se hicieron 293 audiencias con el nuevo método oral que propone el nuevo CPC. Del total, 37 audiencias se conciliaron en la primera, tras la presentación del caso. Es decir que las partes en conflicto llegaron a un acuerdo sin ir a juicio. Otras 33 demandas llegaron a la segunda audiencia finalizada, a la espera de sentencia con el fallo ya firmado".

El funcionario destacó: "La prueba piloto demostró que casi el 25% de las demandas se resolvieron en cuatro meses y en los 223 casos restantes se tramitó la primera audiencia y se fijó fecha para la segunda".

Miles de causas menos
Para tener dimensión de la muestra que dejó la prueba piloto del año pasado, ese 25% representaría unos 14.000 juicios resueltos en apenas cuatro meses, del universo total de 57.000 demandas civiles que se tramitaron en Mendoza en el 2016.

Pero, además, el nuevo CPC transformó por completo un trámite previo a la demanda, para el que había que hacer una causa y un juicio aparte y que de ahora en más, se resolverá dentro del mismo expediente y no abriendo uno paralelo.

Se trata del beneficio de litigar sin gastos, una opción que en 2016 contabilizó otros 14.000 juicios.

A través de esta herramienta jurídica una persona que quería hacer una demanda, pero no tenía dinero para afrontar las costas del juicio (los honorarios de los abogados y peritos) en caso de perder el litigo, solicitaba esta alternativa.

El interesado debía acreditar ante el juez civil que no tenía medios para hacerse cargo de las costas y si lo probaba, el juez le permitía entablar la demanda con la decisión de que no asumiría las pérdidas en caso de obtener un fallo en contra.

El espíritu de este recurso, que siempre existió, fue pensado para que los más pobres no se queden, por razones económicas, fuera del sistema de Justicia.

Para resolver si se autorizaba el beneficio de litigar sin gastos, había que hacer un juicio previo al juicio principal. Esto, definitivamente, desaparecerá para quedar integrado a la demanda central, con lo cual, de un plumazo se borra la tramitación de unos 14.000 expedientes.

Contacto cara a cara
El subsecretario de Justicia, Marcelo D'Agostino, señaló que para encarar el nuevo sistema, se habilitaron 18 nuevas salas de audiencia oral en toda Mendoza.

Para el Gran Mendoza y Lavalle habrá 10 salas disponibles. Para el Sur cuatro salas de audiencias, para el Este tres y una para el Valle de Uco.

El funcionario resaltó que lo más importante del nuevo CPC es que "el juez, que antes intervenía solo por escrito, sin contacto con las partes, ahora estará presente en las dos audiencias, podrá ver y tratar con las partes en conflicto, con los testigos y también hacer interrogatorios.
Fuente:

Más Leídas