Mendoza - Mendoza Mendoza
domingo 10 de diciembre de 2017

"No queremos que a otras mujeres les suceda lo mismo"

Las denunciantes de Alejandro Jofré, subsecretario de Trabajo, negaron tener alguna motivación política relacionada con las paritarias y ratificaron que fueron acosadas por el funcionario

Los testimonios de las mujeres que denunciaron al subsecretario de Trabajo de Mendoza, Alejandro Jofré, tienen un relato en común. Son tres y hablaron con Diario UNO, aunque pidieron que no se revelaran públicamente sus identidades por tratarse de una instancia privada.

Cuentan que fueron acosadas psicológica y físicamente, que se las denigró, y que recibieron un trato misógino y discriminador luego de colocar la denuncia. Quisieron dar su testimonio porque, dijeron: "No queremos que a otras mujeres les suceda lo mismo. Empleada, profesional, alumna, a cualquier mujer. Por eso atestiguamos, para que no quede sólo en el amarillismo de cómo fueron los hechos", manifestó una de ellas que, por momentos, y al contar lo que le había ocurrido, se quebró.

"Tampoco queremos que se confunda la intención de denunciar con otras circunstancias que han trascendido en la prensa. Se han dado cientos de versiones. Una de ellas es que coincidió con las paritarias, que tenemos intenciones políticas, y nada de eso es cierto. Por eso decidimos contar lo que nos pasó, para que no se tomen segundas o terceras versiones. Nosotras fuimos acosadas y denigradas. Las tres sentimos lo mismo. Las tres pasamos por la negación, el estrés y la vergüenza que nos impedía contárselo a alguien", manifestó la misma mujer, quien además fue la primera en radicar la denuncia en la Fiscalía de Delitos contra la Integridad Sexual contra este funcionario acusado de tocarles la cola.

Relatos similares
Cuentan que hace algo más de un mes se conoció la noticia de la primera denuncia por acoso contra el funcionario. En esta ocasión la hizo una mujer de entre 30 y 40 años, a la que luego no pudieron encontrar. A raíz de la trascendencia pública de la situación, las tres por separado tomaron la decisión de recurrir a la Justicia.

Una de las denunciantes contó que con motivo del estrés que estaba viviendo, no podía trabajar. "Me pedí una licencia justificada por esta especie de agotamiento mental que sentía, y después me encontré con Jofré por casualidad y me dijo 'volvé que te vamos a tratar bien'. Cuando volví me sentí enajenada, me habían cambiado muchas de las condiciones de trabajo y nadie me hablaba".

Por su parte, la tercera mujer que denunció al funcionario asegura que el acoso repercutió en su salud. "Jofré me dio una especie de ascenso, y yo supuse que era porque le parecía bueno mi trabajo, y en realidad lo que quería era acosarme. La primera vez pensé que se había equivocado. Pero pasó una segunda y tercera vez. Ahí le agarré la mano y le dije que eso me incomodaba. Él me dijo que yo estaba pensando mal", cuenta la trabajadora.

Hay que destacar que en los tres testimonios se cumple un patrón: fueron cambiadas de lugar de trabajo –dentro de la misma repartición–, posteriormente de haber sido llamadas por el funcionario a su oficina en donde aseguran que fueron acosadas. Por último, relataron que cuando quisieron aclarar la situación, reclamar y denunciar, comenzaron a ser víctimas de violencia laboral, se les inventaron supuestos errores y dejaron de recibir trato de sus compañeros.

"Una de las personas que trabaja en mi oficina me dijo que no me hablaba porque nuestro jefe le aseguró que si lo hacía la iban a apercibir", explicó una de ellas.

Por último, otra de las mujeres remató: "Yo sufrí acoso, se cansó de tocarme y de hablarme en forma despectiva. Al fin me enfermé y hasta estuve internada por esta situación. Hasta que me animé a denunciarlo. Ahora me siento mucho más aliviada".

Fuente:

Más Leídas