Mendoza Mendoza
sábado 27 de enero de 2018

Multarán a quienes lleven los vidrios polarizados

La nueva Ley de Tránsito lo considera un obstáculo para la visibilidad y una falta grave. La multa sería desde $6.650, aunque primero concientizarán. Sacarlo cuesta entre $350 y $400.

A simple vista, en una recorrida por cualquier calle de Mendoza, se puede observar que una gran cantidad de vehículos lleva sus vidrios polarizados. Pero ahora, con la nueva Ley de Tránsito, todos esos automovilistas correrán riesgo de ser multados, ya que se lo considera una falta grave por obstaculizar la visión del conductor.

La multa, que va desde los $6.650, se comenzará a aplicar en los próximos meses, ya que antes se hará un trabajo de concientización en los controles viales.

Según el artículo 31º de la ley, los automotores deberán contar con vidrios de seguridad transparentes, normalizados y con el grado de tonalidad adecuado. Además, según el artículo 52º, está prohibido cualquier elemento que perturbe la visibilidad. Es decir, no está explícitamente escrito en el texto de la ley, que se prohíban los polarizados.

Sin embargo, el jefe de Seguridad Vial de la provincia, Sergio Yanzón, explicó: "Si bien no se lo menciona, está dentro de los elementos que obstaculizan la libre visibilidad por parte del conductor. En ese sentido, los polarizados están dentro de la categoría de infracción de carácter grave".

Yanzón confirmó que estas medidas estaban en la ley anterior, pero realmente no se cumplían. "La idea es que ahora con la reglamentación de la ley se establezca bien el nivel de porcentaje del polarizado que estará permitido y en base a eso se va a hacer una campaña de concientización y luego llegará el momento de colocar las multas. Ahora, por ejemplo, para pasar la revisión técnica obligatoria, no se puede tener el polarizado".

Lo piden por seguridad

Tanto los automovilistas que lo usan, como quienes se encargan de colocarlo, coincidieron en que el principal motivo por el que se pide el polarizado, es la seguridad.

"Lo más importante es que las personas lo buscan por una cuestión de seguridad. No es más la facha, sino que no se vea para dentro del habitáculo. Me parece mal que lo saquen por ese motivo", aseguró Marcelo Beningaza, de Distribuidora Costanera.

Además, en los comercios donde se ponen las láminas, aseguraron que la tonalidad más utilizada en Mendoza es la del 20%, que sería un intermedio, mientras que algunos pocos colocan la del 15%, que es más oscura.

También reconocieron que muchos clientes, a pesar de representar un gasto mayor, llevan el vehículo para sacar el polarizado antes de hacer la RTO y que una vez que la aprueban, vuelven a colocarlo. Ese trabajo de quitar las láminas se puede hacer en pocos minutos o en un par de horas, dependiendo de la antigüedad de los elementos.

"Está todo distorsionado en el país, porque no te dejan circular con el polarizado, pero los autos del Gobierno son todos polarizados. Hay que regular qué color se puede usar y de esa manera quedan todos felices y contentos", cerró Alejandro Lovaglio, de Polcar.
Fuente:

Más Leídas