Mendoza - Mendoza Mendoza
domingo 22 de octubre de 2017

Mujeres tacheras quieren traer a Mendoza la app She Taxi

El servicio consiste en coches exclusivos para féminas manejados por sus pares de género. Ya se aplica en otras provincias.

"Yo hace 20 años que trabajo en el taxi, sabemos que la inseguridad va subiendo y el taxi es parte de eso", expresó Claudia Fernández, integrante de un grupo de mujeres taxistas de Mendoza que quieren hacer llegar a la aplicación She Taxi, donde las pasajeras pueden solicitar coches manejados por mujeres.

La idea surgió luego de varios meses de reuniones entre las conductoras, que incluso han formado un grupo de WhatsApp para estar comunicadas, al ver que era muy normal que las pasajeras al finalizar el viaje les pidieran su número de teléfono para volver a llamarlas en otro momento.

"Pasa que un sábado a las cuatro de la madrugada nos llaman para que las busquemos en algún lado, y si me llaman a mí y yo no estoy trabajando, instantáneamente paso el pedido al grupo y le confirmo a la pasajera qué taxista la va a ir a buscar", explicó Andrea Paviglianiti, otra joven pero experimentada taxista.

Para poder prestar este servicio de forma más eficiente, las conductoras quieren que llegue a Mendoza la aplicación She Taxi, que ya está funcionando en Rosario, Santa Fe y Córdoba.

Consiste en poder pedir un coche a través del teléfono y mientras es enviado que la pasajera reciba los datos de la conductora, además de chequear el recorrido en un mapa. A eso se suma la posibilidad de entablar una comunicación vía chat con la taxista durante el trayecto y durante los cinco minutos posteriores a finalizar el viaje.

Uno de los inconvenientes para poder traer la app a Mendoza es que las creadoras requieren una flota de vehículos de como mínimo 30 autos, número al que difícilmente puedan llegar aquí, ya que en el grupo conformado no son más de 15 mujeres y, según explicaron, "hay más pero es complicado convocarlas".

A pesar de ese aparente impedimento, a fines de octubre llegarán a Mendoza las responsables legales de la aplicación para hacer toda la recopilación de datos de los vehículos y las taxistas, además de interiorizarse en la normativa de la provincia respecto al transporte para que pueda aplicarse.

"Por más que se pidan certificados de antecedentes para poder sacar el carnet y que el empleador pida certificado de buena conducta, a la pasajera no le da garantías de nada. Las mujeres de Mendoza necesitan viajar con mujeres", cerró Fernández.

she-taxi-2.jpg
Conductoras. Celia Malla, Viviana Echeverría, Ana Videla, Noemí Farías, Virginia Brasili, Andrea Paviglianiti y Claudia Fernández. 
Conductoras. Celia Malla, Viviana Echeverría, Ana Videla, Noemí Farías, Virginia Brasili, Andrea Paviglianiti y Claudia Fernández.

El sistema ya está funcionando en Rosario, Santa Fe y Córdoba
She Taxi es la primera aplicación argentina en la que se puede pedir taxis que sean manejados por mujeres, para mujeres pasajeras. El objetivo con el que fue creada es el de incrementar la seguridad de estas últimas.

La app fue creada por la rosarina María Eva Juncos, una experimentada taxista que recibió innumerables pedidos y escuchó cientos de historias de pasajeras que le comentaban de casos de inseguridad de los que habían sido víctimas.

She Taxi es una app gratuita que funciona con iOS y Android, con el único requisito de que las usuarias se registren con su nombre y una contraseña. El beneficio para las taxistas es que, a diferencia del servicio de radios, para trabajar en la aplicación no deben pagar un canon.

La ventaja con la que contaron en Rosario, que no existe en Mendoza, es que allá hay un número mucho más grande de mujeres taxistas. Sólo para empezar se registraron 70 conductoras, que cuentan con habilitación municipal. En Mendoza habrían pedido que se llegue a 30 taxistas, pero es una cifra que parece difícil de alcanzar en el corto plazo.

Así como la aplicación es gratuita para su descarga, la tarifa que se aplica para los viajes es la misma que en cualquier otro taxi.

she-taxi-3.jpg

Antecedentes mundiales
Desde hace varios años se están desarrollando ideas similares a lo largo y ancho del mundo. En Brasil, por ejemplo, funciona Femitaxi en las ciudades de San Pablo, Río de Janeiro y Belo Horizonte. En Nueva York existe la app She Rides: Women For Women y en Pakistán funciona Pink Taxi.

Todas las aplicaciones están dentro del programa "Ciudades seguras libres de violencia contra las mujeres", de la Organización de las Naciones Unidas, con el objetivo de buscar un transporte público seguro para las pasajeras.
Fuente:

Más Leídas