Mendoza Mendoza
domingo 18 de marzo de 2018

"Mi gobierno es débil ante el gran poder que tiene la Justicia"

El gobernador Alfredo Cornejo criticó a la oposición jusiticialista y dijo que no se cesará en sus críticas a los jueces, tal como pidió la Asociación de Magistrados

Después de haber señalado que, al salvar a los jueces de la Octava Cámara del Crimen de tener que defenderse ante el Tribunal del Jury de Enjuiciamiento, los peronistas son funcionales a una causa de estafa, como él considera al caso Tupac Amaru, el gobernador Alfredo Cornejo sostuvo que el peronismo está sumamente dividido y que esto no le hace bien a la Provincia.

"Yo privilegio el diálogo con los 5 intendentes justicialistas. A falta de un liderazgo, están ellos. Son 5 personas que, creo yo, tienen el apoyo de su pueblo, pero no unifican una política en los temas sustantivos. En los que yo quiero acordar: Suprema Corte, política de seguridad, educativa, de salud. En general, la mayoría de las veces los unifica rechazar. A veces cometen ciertas torpezas que creo que no les hacen bien. Yo mandé una ley el 1 de mayo del año pasado para que todos los presos trabajaran. Las opiniones del PJ fueron negativas. Después, cuando los peronistas vieron que la gente estaba a favor de la ley, la votaron a favor", opinó el gobernador. Al tiempo, agregó que "no tienen conducción, y eso no es bueno, podríamos sacar mejores leyes. La clave del sistema institucional de oficialismo y oposición es que la retroalimentación sea para elevar el nivel y no para bajarlo. No es que no tenga oposición, Lo que no tendré, en todo caso, es una oposición eficaz. Nosotros podríamos haber hecho un buen acuerdo y tendríamos una Suprema Corte mucho mejor. No estamos para ese debate con el justicialismo en estas condiciones.

Cornejo también fue consultado acerca de las opiniones que se han vertido sobre que su gobierno en general y su figura en particular quieren influenciar en las decisiones de la Justicia. En el caso puntual del Jury pedido por parte de los denunciantes del caso Tupac Amaru a los magistrados de la Octava Cámara del Crimen, el gobernador fue categórico.

"Este gobierno es un gobierno débil con relación a la fortaleza del Poder Judicial. Yo en dos años seré un ciudadano común, y me atrevo a decirle a la Octava Cámara que hacen mal las cosas. Ellos se quedan de por vida, y yo estoy sometido a la Justicia de estos señores que no dan la cara nunca. Yo tengo que dar la cara todo el tiempo, yo tengo que rendir cuentas. Estos tres señores: Luis Correa Llano, Alejandro Miguel y Ramiro Salinas no dan la cara. La gente no sabe quiénes son. Se esconden para que nadie los conozca y poder defender a los estafadores como Nélida Rojas, de la Tupac. No es una pelea conmigo, a mí me da igual. Yo estoy en representación del interés general, de que la Justicia funcione bien. Estoy del lado de las víctimas de una estafa tremenda. No voy a dejar de opinar sobre los fallos de los jueces como lo sugirió la Asociación de Magistrados, tengo derecho".
Fuente:

Más Leídas