Mendoza Mendoza
jueves 04 de enero de 2018

Mendoza fue elegida para un estudio sobre el Alzheimer

Apunta a definir la implicancia de genes que intervienen en la aparición de este mal, principal causa de la demencia

Mendoza fue seleccionada para participar en un estudio que apunta a dar batalla contra la enfermedad de Alzheimer. Será a través de un estudio nacional basado en muestras biológicas e indicadoras de un análisis genético. El objetivo es retrasar los síntomas de esta problemática mundial que afecta a 600 mil argentinos.

En esta investigación también participarán habitantes de la región del NOA y Buenos Aires.

Consistirá en tomar muestras de saliva a 120 personas al azar, y se trabajará con la población residente de 28 hogares que albergan a más de 200 adultos mayores, con características similares a los habitantes del Hogar Santa Marta.

El programa científico se denomina Desarrollo de Investigación Biomédica para la obtención de muestras biológicas para el estudio de biomarcadores de la enfermedad de Alzheimer. La generación de bancos de materiales biológicos y genéticos en sujetos enrolados en el programa de medicina traslacional.

"A través de un acuerdo con la Universidad de Buenos Aires (UBA), comenzamos a trabajar en conjunto con el fin de determinar las características genéticas de esta enfermedad. Por eso vamos a tomar muestras en la población geriátrica que tenemos, siempre respetando el consentimiento de los adultos mayores y sus familias", explicó Aldo Sáez, titular de la Dirección del Adulto Mayor. El funcionario añadió que ya están recibiendo los implementos para llevar adelante la muestra, y que en marzo podrían haber algunos resultados de este programa nacional con proyección hacia países de Latinoamérica.

alzheimer.jpg

Riesgo
Este estudio se realiza como un aporte más a la investigación científica que ha comprobado que aquellas personas que tienen un padre, hermano o hermana con Alzheimer tienen dos o tres veces más posibilidades de desarrollar esa enfermedad. El riesgo aumenta conforme más miembros de la familia tienen la enfermedad, que es la más discapacitante de todas las patologías crónicas, las cuales multiplican por diez el gasto en materia de salud.

"Estamos muy preocupados por la salud de los mayores. Hay una estadística que dice que superada la barrera de los 80 años, el 50% de las personas estaría afectados por esta enfermedad. Con la nueva ley de salud mental, al no haber internaciones, la situación es ambulatoria y a veces puede vivir en su casa y a veces no, y no estamos preparados para eso", comentó Sáez.

El director del Departamento de Psiquiatría y Salud Mental de la Facultad de Medicina de la UBA, Luis Brusco, dijo que se eligió Mendoza como representante de la región Cuyo, por la factibilidad para concretar esta tarea. "Nos interesó Cuyo porque hicimos un trabajo similar en Chile y nos ayudará a comparar los resultados por la cercanía con Mendoza", dijo el especialista. También reconoció la predisposición del equipo mendocino de Salud para trabajar en este proceso, "que busca la firma molecular del Alzheimer de Argentina. Estamos viendo las característica de nuestro país y por eso utilizamos una población multicéntrica, como Buenos Aires con muchos inmigrantes del interior, y la comunidad del NOA, sobre todo Jujuy porque no tiene tanto arribo a Buenos Aires", dijo.

Aclaró que precisamente la provincia de Jujuy, es una comunidad con tradición incaica, "es una genética típica de ellos e independiente del resto. No todas las personas tienen características iguales y eso nos interesa para poder ver los patrones genéticos de esta enfermedad".

Esta enfermedad es considerada con componentes multigenéticos, que se modifican ambientalmente. "Si se detecta ese riesgo hay que bajar la presión arterial, la glucemia, el colesterol y evitar tener traumatismo en la cabeza, entre otras medidas", explicó Brusco.

Sostuvo que las proteínas que se depositan en el cerebro que luego se acumulan anormalmente y provocan la enfermedad se depositan treinta años antes de que esta comience. "Es por eso que es importante estudiar las características genéticas de cada región y ver la predisposición, ya que hay zonas que tienen más riesgos que otras", señaló.

La ventaja, destacó, es que se podrán tomar decisiones para realizar acciones operativas. "Esto sería posible porque si hay pacientes con genoma de riesgo, se pueden proponer instancias preventivas, pues existen factores modificables. El tratamiento no es farmacológico, el tratamiento es atención primaria. Es evitar que venga la enfermedad

Muestreo mendocino
El subsecretario de Salud, Oscar Sagás; la subsecretaria de Desarrollo Social, Marcela Fernández; el director de Atención Adultos Mayores, Aldo Sáez, y el director del Departamento de Psiquiatría y Salud Mental de la Facultad de Medicina de la UBA, Luis Brusco, firmaron un acta compromiso para llevar a cabo el análisis en adultos mayores residentes en hogares dependientes de la Dirección de Atención Adultos Mayores para estudiar la enfermedad de Alzheimer.
Fuente:

Más Leídas