Mendoza - Mendoza Mendoza
martes 24 de octubre de 2017

Mendocinos irán a la beatificación de una monja

Se trata de la Madre Catalina. La ceremonia se realizará el 25 de noviembre en Córdoba, donde vivía.

"Si me llama el papa Francisco, que no creo, díganle que estoy ocupada". Así comienza una charla sobre la próxima beatificación de la hermana Catalina, una de las personas que más sabe sobre ella, Silvia Somaré, una monja que escribió más de un libro sobre Catalina y que vive, de hecho, en la misma casa religiosa que habitó la futura beata.

Silvia, con un marcadísimo acento cordobés, cuenta frente a unas 50 personas del colegio Sagrado Corazón, de Mendoza capital, que Catalina será la primera beata de América Latina que fue mamá. La religiosa, antes de dedicarle su vida a Dios, estuvo casada y hasta parió a una bebé que murió al nacer. Al quedarse viuda, se dedicó de lleno a la vocación religiosa.

"La hermana Catalina estuvo en Mendoza en dos oportunidades, en 1891 y 1893 cuando viajó en tren a visitar a las hermanas de la orden del Sagrado Corazón de Jesús que se había fundado en 1890 y cuando vuelve hace una carta destacando la generosidad de los mendocinos", explica Silvia sobre la conexión de la futura beata con Mendoza.

Desde el colegio Sagrado Corazón partirá una delegación de mendocinos para asistir a la ceremonia en Córdoba. Ya está confirmado que irán dos micros con 120 personas y que, aparte, viajarán otras 40 en sus autos particulares.

Marita Amat (43) trabaja en el colegio y es una de las mendocinas que viajará para ver beatificada a la persona que la ayudó a ser mamá. "Llevábamos cinco años de casados, me quedé embarazada y perdí a mi primer bebé por un problema que tenía en el cuello del útero. Después de un año, me dieron una reliquia de la madre Catalina y le recé la novena pidiéndole un hijo. El día que terminaba de rezar, me sentía descompuesta y me hicieron un análisis y estaba embarazada. Así nació mi hija Catalina", recuerda Marita.

Silvia cuenta que Catalina fue una mujer transgresora para su época. "Ella quiso darle voz a las mujeres", explica.

El milagro que supuestamente concedió
"Una noche de abril en la ciudad de Tucumán, en donde las Hermanas Esclavas tienen un colegio, la madre de una profesora del mismo de menos de 60 años, sufrió una muerte súbita. Auxiliada por su hija, su esposo y un vecino y temiendo por los síntomas, de que estaba muerta, la llevaron a una clínica distante a varias cuadras a donde llegaron más de 15 minutos después. Los médicos intentaron la reanimación mientras la familia afuera rezaba, sin saberla bien, la oración a Madre Catalina. Pasados aproximadamente 20 minutos de vanos intentos para lograr que el corazón volviese a funcionar, el médico les dijo a los familiares que la señora había fallecido.

La hija y el esposo le pidieron al facultativo que siguiera intentando pues estaban seguros que Catalina también estaba actuando con ellos. El médico sin saber bien porqué ya que había cumplido con todos los protocolos, hizo un nuevo esfuerzo y comprobó que aunque había decretado la muerte biológica, la señora comenzaba a tener actividad cardíaca. La trasladaron a la unidad coronaria para una mejor atención a la vez que diagnosticaron edema pulmonar y grave afección cerebral, con lo cual el pronóstico de supervivencia era acotado y en caso que se diera quedaría con enormes secuelas.

Mientras tanto comenzaron las cadenas de oración y las alumnas del colegio rezaban fuertemente por la curación de la mamá de su profesora. Inesperadamente a las 24 horas hablaba correctamente, se movía y fue evolucionando de un modo asombroso. Estuvo en la clínica más por precaución que por necesidad 10 días más y regresó a su casa sin necesidad de rehabilitación y sin ninguna secuela haciendo vida normal a 20 años de aquella situación".

Dos horas. La ceremonia será el sábado 25 de noviembre en el Centro Cívico del Bicentenario Brigadier General Juan Bautista Bustos, ubicado en Rosario de Santa Fe 650, centro de la ciudad de Córdoba. Comienza a las 10 y dura aproximadamente dos horas.
Enviado del Papa. La beatificación será presidida por el cardenal Angelo Amato Prefecto de la Congregación para la Causa de los Santos, enviado por el papa Francisco. Será transmitida por la Televisión Pública en directo a todo el país.

Cordobesa
Nació en 1823. Su padre fue secretario de los gobernadores Bustos y Paz, su primo Santiago Derqui, presidente del país. Su esposo un destacado militar de la Confederación Argentina. Al enviudar, a los 42 años renació su vocación de formar una comunidad de señoras al servicio de las mujeres más vulnerables para catequizarlas, enseñarles a trabajar y vivir con ellas, "como los jesuitas pero en femenino".

29 de septiembre de 1872. Nacen las Hermanas Esclavas del Corazón de Jesús. Es la primera congregación de vida apostólica de la Argentina. Por pedido del Cura Brochero y la decisión de Catalina en 1880, 16 hermanas cruzan las Sierras Grandes a caballo para atender la Casa de Ejercicios y el Colegio de Niñas fundados por el cura.

Fuente:

Más Leídas