Mendoza Mendoza
domingo 18 de marzo de 2018

Más fiscales para investigar delitos y realizar los juicios

A partir de un cambio en el Ministerio Público Fiscal, cada fiscalía ahora tendrá un coordinador que participará en las causas. También habrá más presencia en los debates

Desde el 14 de febrero pasado, el Ministerio Público Fiscal ha iniciado un importante cambio en su funcionamiento, con el objetivo de sumar más fiscales para investigar los delitos y agregar integrantes de la Justicia al momento del juicio oral, en pos del esclarecimiento de los hechos.

A partir de una resolución del Procurador General, Alejandro Gullé, desde hace un mes se ha modificado en parte la manera de instruir las causas penales y se ha redistribuido el personal. Ahora, cada fiscalía especializada (Homicidios, Robos Agravados, Delitos Sexuales, entre otras) no sólo cuenta con los cuatro o cinco fiscales que inician y llevan cada expediente, sino que también tienen un coordinador que se sumará al trabajo y participará en las medidas. Se trata de la implementación de la Ley 9.040 del Código Procesal Penal.

Estos coordinadores –formalmente llamados fiscales en jefe– son quienes actualmente se desempeñan como fiscales de cámara en los juicios y piden las penas para los acusados. Casi todos ellos han sido fiscales de instrucción y cuentan con una basta experiencia en investigaciones penales. Deberán intervenir, sugerir y orientar al funcionario judicial que recibe la causa en primera instancia.

"La idea es trabajar en equipo, bajo la dirección del fiscal en jefe. Creemos que se puede hacer una tarea más profunda y efectiva", explicó el Procurador, Alejandro Gullé, en relación a la nueva modalidad.
Los coordinadores o fiscales en jefe seguirán realizando juicios y en esta instancia podrán sumar al fiscal del caso, para que ambos defiendan la pesquisa en el debate oral. De esta manera, ambos expondrán ante el tribunal con pleno conocimiento de los expedientes, lo que aumenta las posibilidades de una resolución exitosa.

"Es importante sumar al fiscal de instrucción al juicio, porque llega con la prueba directa por haberla producido. Conoce los por menores de los hechos y eso permite una mejor defensa de la causa, Básicamente, se agregan más ojos a la investigación", agregó Gullé.

En los juicios podrán estar los dos o alguno de ellos, lo cual garantiza la realización del mismo y que no haya suspensiones, como sucede en algunas oportunidades por cuestiones de agenda o superposición de debates. En situaciones muy particulares o que la complejidad del caso lo amerite, hasta tres fiscales pueden haber en la cámara, contando que el fiscal adjunto Gonzalo Nazar también está en condiciones de intervenir.

Con este modelo se suman más investigadores para el inicio y desarrollo de las pesquisas , al igual que para la finalización a la hora de ser juzgados los sospechosos. Además, tanto fiscales de cámara como de instrucción se especializan en un delito en particular, debido a que sólo llevarán a debate los expedientes instruidos.

Esta modalidad se usa en Chile con éxito y en algunas provincias argentinas como en Neuquén. En Mendoza ya se realizan audiencias preliminares y en poco tiempo se verá en concreto. "Son sistemas probados. Cada lugar tiene su particularidad, pero en general da buenos resultados. Estamos confiados que va a servir para enriquecer la investigación", cerró el Procurador.
Fuente:

Más Leídas