Mendoza Mendoza
miércoles 13 de diciembre de 2017

Luján comprará la abandonada colonia 9 de Julio

El Gobierno confirmó que la Comuna ofreció adquirir las 55 hectáreas de Agrelo que se iban a subastar mañana

El remate de las 55 hectáreas de la abandonada colonia hogar 9 de Julio, en Agrelo, Luján, está con las horas contadas, luego de que el intendente Omar De Marchi acordara con el gobernador Alfredo Cornejo comprarle esos terrenos al Estado provincial por unos $5 millones. El fin es aprovecharlo para un ambicioso proyecto comunal, que dependerá de negociaciones con la Nación.

El predio pertenece a la DINAF (Dirección de Niñez, Adolescencia y Familia) y lo que se recaude será destinado para la construcción de un nuevo hogar.

El acuerdo fue confirmado ayer a Diario UNO por el ministro de Gobierno, Dalmiro Garay, y el intendente de Luján, quienes precisaron en términos casi idénticos: "Hay un acuerdo al que sólo le falta la letra chica para firmarlo".

Garay señaló: "Restan formalidades y una vez que esté listo, la Provincia levantará la subasta prevista para mañana".

Al referirse al valor en discusión, el ministro indicó: "Hay que cerrar el monto, pero estaríamos entre los $4,8 millones y los $5 millones".

La adquisición de las 55 hectáreas de Agrelo para cerrar el acuerdo no fue mencionada por Omar De Marchi.

El jefe comunal se limitó a decir: "Con el proyecto de ordenanza que aprobamos en el Concejo Deliberante, delimitamos el uso que esa tierra iba a poder tener, es decir, sólo para usos educativos, experimentales y de gestión pública. Esto hizo que las condiciones del inmueble, para ser subastado en los términos que se pretendía, se cayeran definitivamente".

La ordenanza del Concejo habría sido la llave que tuvo De Marchi para poder instalar una opción real de compra con el Gobierno provincial.

El sueño del parque propio
El intendente De Marchi quiere las 55 hectáreas de la colonia 9 de Julio para canjeárselas al INTA (Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria) por el predio que el organismo tiene en Mayor Drummond y hacer allí un parque urbano cultural.

"Queremos llevar el INTA a esas tierras de Agrelo y transformar la actual estación experimental, que posee 78 hectáreas, en un parque urbano-cultural que integraríamos al museo Fáder", explicó entusiasmado el cacique de Luján.

"Es un lugar maravilloso para hacer un parque y está forestado. Es decir: el parque ya está, es impresionante, una verdadera perla", exclamó.

Sin embargo, la iniciativa del canje con el INTA es todavía una idea y el intendente admitió que aún debe iniciar conversaciones con la Nación. "No sé qué nos va a decir el Gobierno nacional cuando le hagamos la propuesta, pero por lo pronto ya hemos dado el primer paso con el Gobierno provincial", dijo .

Seguramente la voz del INTA tendrá su peso en esta iniciativa, porque en la estación experimental tienen una serie de cultivos para estudios científicos que no están en las tierras de la colonia 9 de Julio.

Por eso la letra chica del acuerdo entre la Municipalidad de Luján y la Provincia será un tema milimétrico.

El ministro Dalmiro Garay lo dejó muy claro al señalar: "El intendente De Marchi ha ofrecido comprar las tierras. Estamos viendo que la Comuna de Luján las compre y además se obligue hacer este tipo de emprendimiento, en donde tienen previstos distintos fines, entre ellos, un espacio recreativo".

Cuando se le consultó al ministro qué pasaría si no se cumplía con el destino acordado, respondió: "En ese caso tendrían que devolver los terrenos a la Provincia y sin chance de recuperar el monto de la compra. Eso es lo que se está hablando, es parte de los detalles que hay que cerrar en las próximas horas".

El funcionario, sin embargo, dio casi por hecho el acuerdo y lo prefirió a la subasta que habrá que desistir una vez que se formalice el pacto: "Si lo sacamos a remate con una finalidad específica , es mejor que los tenga la Municipalidad de Luján a que se lo quede un privado. Lo importante para nosotros es que son dos estados que benefician al municipio y a la DINAF".

Los terrenos que iban a ser rematados están en una de las zonas vitivinícolas más cotizadas de Luján y de la provincia, muy cerca de las más importantes bodegas del país y de una champanera de nivel internacional.

Algunos especulan con que de la subasta el Estado podría haber obtenido hasta $20 millones por esas tierras, pero De Marchi asegura que esa opción quedó bloqueada con la resolución que "delimitó le uso que se le iba a poder dar".
Fuente:

Más Leídas