Mendoza - Mendoza Mendoza
domingo 01 de julio de 2018

Los comercios del centro huyen por los altos alquileres

Los precios elevados, que en la calle San Martín pueden superar los $100.000, son el principal factor de cierre. De todas formas, el número de locales registrados aumentó en Ciudad por la gastronomía

El comercio de Mendoza no atraviesa un buen momento producto de medio año consecutivo de caídas en las ventas, y eso se nota en la calle. En el microcentro, y producto también de los altos valores de los alquileres, cada vez se ven más locales vacíos, tanto por cierres totales como por mudanzas a otras zonas más económicas de la ciudad de Mendoza. Desde la Comuna de Capital afirman que de todas formas se registraron más altas comerciales que bajas en el último semestre.

La Capital se divide en cuanto al comercio en diferentes sectores que tienen, a su vez, variadas características. Algunos reúnen principalmente negocios del rubro gastronómico como son la calle Arístides Villanueva o la Juan B. Justo, y otros de indumentaria como el barrio Bombal.

El microcentro, en cambio, es el único que reúne en gran cantidad a todos los rubros, y es donde se está produciendo la mayor cantidad de bajas. "Es el sector donde más locales desocupados hay, principalmente por el tema de que los alquileres son altísimos y han aumentado muchísimo. Además las tasas municipales son distintas en cada zona y esa es justamente la más cara", explicó la coordinadora de Desarrollo Económico y Turístico de la Ciudad, Mercedes Fayad.

La situación económica actual está afectando a todos los rubros por igual, pasando por indumentaria, confiterías y hasta artículos de tecnología.

comercio cerrado 2.jpg


"El pequeño y mediano comercio está en una situación muy difícil, porque ahora se agregaron a los alquileres los costos de los servicios de gas y electricidad. Muchos están esperando a terminar la temporada invernal para ver si reinvierten o no en el negocio", lamentó Adrián Alín, presidente de la Cámara Empresaria, Comercio, Industria, Turismo y Servicios (Cecitys).

Si bien es independiente de cada local, Alín aseguró que los alquileres actualmente van desde los $12.000 hasta los $20.000 dentro de las galerías, y que pueden superar los $100.000 en la avenida San Martín. Dentro de ese enorme rango se ubican los locales ubicados en otras zonas como Alameda, Arístides Villanueva, Juan B. Justo y Colón.

El otro motivo por el que los comerciantes atraviesan una complicada realidad y que se suma a los costos de alquileres, tasas y servicios, es la considerable baja en las ventas que se viene registrando desde principios de año y durante todo el 2017, a excepción de diciembre cuando creció levemente.
A pesar de que el panorama es complicado, Fayad aseguró que el relevamiento semestral que hacen de altas y bajas de comercios les da positivo, aunque reconoce que "es impulsado básicamente por la gastronomía".

"Al número que estamos atentos es al total, tanto de rubros como de zona. Es el dato más significativo", agregó Mariana Juri, secretaria de Turismo, Cultura y Desarrollo Económico de la Capital.

Migración
La alternativa que están eligiendo muchos comerciantes mendocinos es la de abandonar su local en el microcentro y migrar a otras zonas de Ciudad, donde todos los costos se reducen considerablemente.

"Hemos notado que la ciudad realmente se empieza a dispersar en lo comercial. Tenemos muchas aperturas barriales, por ejemplo en la Sexta Sección o en la calle Juan B. Justo, donde los negocios de gastronomía predominan. Es una tendencia que se está observando bastante", dijo Juri,
Con Juri coincidió Javier Gantuz, presidente de la Cámara de Comercios y Franquicias, quien consideró que en cuanto a la movilidad comercial, lo principal pasa por disminuir el costo del alquiler.

"Siempre se busca salir hacia zonas que sean interesantes, pero el tema es que mientras crece la zona, los alquileres suben de una manera acelerada y exagerada, haciendo complicada la realidad de cualquier comercio o franquicia. Los alquileres están muy elevados y hay sectores donde realmente hay que trabajar demasiado solo para cubrir ese costo", cerró Gantuz.

El balance positivo que se sostiene por los bares y restoranes
Mientras Adrián Alín, presidente de la Cámara Empresaria, Comercio, Industria, Turismo y Servicios (Cecitys), pinta un panorama más que negativo para los comercios, desde la Comuna de Capital afirman que la cantidad de negocios creció en los últimos seis meses.

Aunque las declaraciones parezcan contradictorias o de diferentes realidades, la situación tiene una explicación y ambos tienen su parte de razón.

Por un lado, los comercios de Ciudad afrontan una crisis importante por la constante baja en las ventas y chocan con costos de alquiler y servicios elevados, lo que ha generado el cierre de algunos de ellos.
Esa realidad se puede comprobar con una simple recorrida por el microcentro, donde se puede ver una gran cantidad de locales vacíos.

Por otra parte, los números que maneja la Comuna comandada por Rodolfo Suarez dicen que hay más comercios que hace seis meses, aunque esta tendencia está sostenida prácticamente en solitario por la gastronomía, que es el único rubro que crece mientras los otros se desmoronan.

"La apertura de la calle Juan B. Justo como un nuevo polo ayudó al tema de la gastronomía. Hay cambios y mutaciones en la Arístides a partir de la remodelación, por lo que ahí se produjeron altas, bajas y cambios de sociedades, pero también con preponderancia gastronómica", expresó Mariana Juri, secretaria de Turismo, Cultura y Desarrollo Económico de Capital.

Muy vinculada a la gastronomía está actualmente la inversión en franquicias en Mendoza. Así lo afirma Javier Gantuz, presidente de la Cámara de Comercios y Franquicias de la Ciudad. "Hoy por hoy, lo que buscan las personas que tienen un dinero que piensan invertir, está relacionado con las franquicias gastronómicas", contó.

La ventaja de apostar a una franquicia, según Gantuz, es que el impacto por las bajas ventas se siente, pero hay una plataforma de la empresa que lleva años en el mercado atrás, lo que tiende a que se mantenga la estabilidad más allá de la crisis.

Fuente:

Más Leídas