Mendoza Mendoza
jueves 02 de noviembre de 2017

Llevarán investigaciones científicas que prueban que el vino es una bebida saludable

El gobierno nacional desconoció extrañamente el estatus saludable del vino, una marca de calidad que usa para exportar y que está por ley.

Claramente los bodegueros cayeron en una trampa que les tendieron en la lógica de la ley del más fuerte y por lo tanto imposible de esquivar sin ir a la guerra total.

El gobierno nacional desconoció extrañamente el estatus saludable del vino (una marca de calidad que usa para exportar y que está por ley) y por eso le va a gravar un impuesto.

Con el estatus "secuestrado", los bodegueros están desesperados y harán cualquier cosa para recuperarlo, como, por ejemplo, aceptar un impuesto al vino.

No son pocos los que sienten en el mundo vitivinícola que es esto lo que ha ocurrido.

Para más datos, el ministro de Economía, Martín Kerchner, sostuvo, en la misma conferencia de prensa, que "con los referentes de la industria le llevaremos al gobierno toda la documentación e investigaciones científicas que prueban que el vino es una bebida saludable".

Una novedad más vieja que el siglo XX, una verdadera paradoja: el científico mundialmente conocido Louis Pasteur, quien desarrolló la vacuna contra la rabia y estudió los procesos de fermentación y elaboración del vino, ya había dicho en el siglo XIX que "un vino es la más sana e higiénica de las bebidas".

Sobre el impuesto, Kerchner respondió como un cirujano en la puerta del quirófano: "Haremos todo lo que sea posible".

Así las cosas, los bodegueros y sectores productivos volverán a reunirse este viernes con la mente puesta en recorrer, por ahora, un camino de negociación y para mitigar al máximo el impacto, por las buenas.
Fuente:

Más Leídas