Mendoza Mendoza
sábado 23 de diciembre de 2017

Larguísimas colas, colapso bancario y mucho malhumor

El pago de aguinaldos a jubilados y estatales se juntó con las medidas de fuerza y la falta de dinero en los cajeros. La ley que establece 30 minutos de espera como máximo no se cumple.

Digamos la verdad: al deseo de "¡felices fiestas!" es imperioso anteponerle "¡que sobrevivas a los días previos!". A nadie se le ha ocurrido hacer una estadística, pero seguro que el estrés de las jornadas previas causa más problemas de salud que los excesos de los festejos o, en todo caso, los festejos se superarían con más decoro si no llegáramos tan agotados por sus preparativos y todo lo relacionado con ellos.

Estos días, estas mañanas especialmente, no hubo ciudad en Mendoza que no tuviera sus bancos con larguísimas colas.

Jubilados y estatales que cobraban sus aguinaldos, sumado a medidas de fuerza de los empleados que redujeron horarios de atención y falta de reposición de efectivo en los cajeros automáticos pusieron de malhumor a muchísimos mendocinos.

"Es una semana crítica. Medidas de fuerza de los bancarios, falta de dinero en los cajeros, pago a jubilados y estatales, aguinaldos a privados... Hubo un cúmulo de factores para que esto ocurra", dijo Mónica Nofal, la responsable en Mendoza de la Dirección de Defensa del Consumidor.

Tupungato fue la zona más complicada. La caída en el sistema por interrupción de la fibra óptica directamente anuló la actividad bancaria y todo fue malhumor.

Sobre estos contratiempos, Nofal sostuvo que se han recibido varias denuncias, especialmente porque las demoras en la atención han sido mayores a los 30 minutos estipulados por ley y afirmó que "nosotros hemos recibido las denuncias y enviado a nuestros inspectores".

Defensa del Consumidor tiene 12 inspectores propios para toda la provincia, y a ellos se suman "los que tiene cada municipalidad, ya que trabajamos con la mayoría".

Nofal dijo que aún no está lista la estadística sobre la cantidad de denuncias e infracciones registradas, pero sí sostuvo que "este año han aumentado mucho las denuncias y estamos recibiendo en el orden de casi 100 por día, lo que implica un aumento del 30% aproximadamente con respecto a los anteriores".
Sin embargo la funcionaria indicó que no son los bancos los más denunciados y que "hay buena voluntad de las entidades para resolver los posibles inconvenientes".

Para Defensa del Consumidor, el paisaje de colas y demoras en estos días se dio por la conjunción de cobros, las medidas de fuerza y... el apuro del usuario por hacerse de dinero y poder cumplir con las necesidades festivas.

La media hora

"El que espera desespera", dice el dicho. Y 30 minutos son una eternidad, a veces. Pero al menos son sólo 30.

Por esto se estableció ese tiempo como límite máximo de espera en entidades publicas y también las privadas. Y así lo indican los carteles pegados en paredes y columnas.

La resolución 102 de la Dirección de Defensa del Consumidor está vigente desde junio de 2015.
Allí se indica que "esta dirección considera oportuno una normativa que contemple y prevenga situaciones que a todas luces importan una evidente violación al deber de brindar al usuario atención y trato digno y equitativo como asimismo el deber de suministrarle toda la información adecuada".

Se indica que la espera en entidades públicas y privadas no debe superar los 30 minutos y que tampoco el usuario debe estar sometido durante la espera a "contingencias climáticas que pongan en riesgo su seguridad, salud o integridad física".

Se sanciona con multas de $10.000 cada infracción a esta resolución, que también aplica sanciones por "falta de sanitarios de acceso libre y gratuito".

Hay reclamos por los círculos de ahorro previo

Mónica Nofal contó que la mayor cantidad de denuncias que se reciben son relacionadas a círculos de ahorro previo y de capitalización. "No se le informa bien al cliente, que tampoco lee todo el contrato que firma. Allí surge el problema", dijo.

Además indicó que los vendedores de estos sistemas de compra intentan vender a cualquier costo y para evitar objeciones "dan mala información", y el comprador termina suscribiendo el acuerdo convencido de condiciones que no están en el contrato firmado.

Con respecto a la tarea más compleja que tiene la dirección, Nofal indicó que es la de hacer respetar las garantías de los productos cuando éstos fallan antes de que se venzan. Es un tema que entra siempre en lo administrativo judicial y es un terreno complejo, lento y muchas veces difuso.
Fuente:

Más Leídas