La Terminal seguirá operativa al 100% durante el receso por vacaciones

A pesar de estar en plena remodelación, aseguraron que no disminuirán las frecuencias y que hay un plan de contención en caso de que queden personas varadas.

Quienes hayan pasado por la Terminal de Mendoza en los últimos meses habrán podido ver que las obras ya comenzaron, y que por ese motivo el ala norte está completamente cerrada. Las autoridades informaron que los avances en los trabajos van de acuerdo con lo planeado y que para las vacaciones de invierno esperan un incremento importante de pasajeros, pero que estarán funcionando al tope de sus capacidades y que no se resentirá el servicio.

En situaciones normales, las vacaciones de invierno suelen ser más difíciles que el resto del año para las terminales de colectivos, sin embargo, la de este 2018 será aún más complicada, ya que un sector completo del complejo permanecerá cerrado.

Sin embargo, el gerente general de Estación Terminal Mendoza SA, Matías Díaz Telli, confía en que los sistemas de contención para pasajeros funcionarán correctamente en caso de necesitarlos.

"Como estamos hoy (con el ala norte cerrada) ya trabajamos para el fin de semana de Carnaval, con la misma capacidad operativa, en un ensayo, y también después también en Semana Santa, cuando la Terminal opera al 110%. No resentimos el servicio y no tuvimos inconvenientes", aseguró Díaz Telli.

El principal inconveniente que puede surgir durante el receso invernal y que no ocurrió durante el fin de semana de Carnaval en febrero o en Semana Santa en la última semana de marzo es el frío.

Para eso, al mismo tiempo que trabajan en las obras de remodelación, están terminando de poner a punto las calderas, de manera tal de asegurarse el tener calefaccionados los sectores cerrados de la terminal.

"La semana pasada tuvimos cortes de ruta a Chile por las nevadas, lo cual implica cancelaciones inmediatas de viajes, personas que quedan varadas, y probamos los sistemas de contención y funcionaron bien", agregó el gerente.

A buen ritmo
A finales de enero comenzaron las esperadas obras de renovación en la terminal, por las cuales había y hay todavía muchas expectativas de conocer el resultado final.

Díaz Telli informó que vienen trabajando bien, según lo establecido en el cronograma, por lo cual la semana pasada cerraron la esquina noreste y en estos días están cerrando la noroeste.

"Tenemos totalmente demolida el ala norte y ya hicimos todos los cimientos nuevos. Reforzamos la estructura de hormigón que quedó metiéndole más de 40 cimientos nuevos que serán para soportar el techo", dijo Díaz Telli.

Durante lo que resta del mes de junio deberían terminar de colocar los arcos del techo, lo cual consideran el esqueleto de la estructura.

"Es un diseño nuevo que, si bien lo que va en la parte de adentro de la terminal, es recto y similar a lo que está ahora, tiene una estructura térmica, con una variabilidad de intercambio equivalente a una pared de 1,5 metros de hormigón. Se optimiza el consumo y la eficiencia energética, acompañando la estética que tendrá la terminal", agregó entrando en detalles el gerente.

Cada sector o ala tiene un plazo de obra de un año, y la siguiente será la este, aunque consideran que la norte, por ser la primera y por haber sido desde siempre el ingreso principal, por donde más personas circulaban, será la más difícil.

"Hemos ido cerrando galería por galería y eso genera demoras, porque tenemos tanto a los inquilinos que se mudaron como al público que se traslada de un ala a otra sin riesgo. Los usuarios que son asiduos al principio tuvieron alguna confusión cuando cerramos la norte, pero ahora hace 6 meses que trabajamos internacionales y larga distancia en un ala, y media distancia y urbana en la otra", dijo Díaz Telli.

Los comercios. Los negocios que estaban en el ala norte fueron reubicados en los otros sectores y, aunque tuvieron que acomodarse a espacios más pequeños de los que tenían, todos siguieron trabajando tal como lo venían haciendo.

"Las vacaciones serán más complicadas que ahora, eso seguro. Los fines de semana estaremos completos"

"Estamos trabajando con 25 dársenas menos de las 70 que tenemos, pero no bajamos las frecuencias"

"En la obra están trabajando entre 15 y 50 personas dependiendo, del día y las actividades programadas"

"Esta es la etapa más complicada. Es el ala de tránsito entre las otras dos, por donde la mayoría ingresaba" (Matías Díaz Telli, gerente general de Estación Terminal Mendoza SA).
Fuente:

Más Leídas