Mendoza - Vendimia 2018 Vendimia 2018
lunes 05 de marzo de 2018

La Reina Madre hace historia como Virreina nacional

María José Di Marco, mamá de Emma, rompió estereotipos y cumplió su sueño. Cosechó 28 votos del público. Es de Tupungato, donde vive con su novio, Emiliano, y su hija. Su familia y cientos de vecinos la apoyaron

Sobre un mueble con varios portarretratos donde se luce una niña de ojos azules y rulos dorados, se ubica el televisor, que está encendido. Están transmitiendo en vivo la Vendimia Solidaria. La pequeña que aparece en esas fotos pasa por delante del tele y lo mira. Sus tíos le preguntan si vio a la mamá y ella responde "sí", a pesar de que tiene apenas dos años. Después, pasa de jugar en una cocinita que está ubicada en pleno comedor, a alzar a un muñeco o va de los brazos del papá a los de los abuelos.

La escena transcurre en la casa de María José Di Marco (22), la nueva Virreina Nacional de la Vendimia.
A ese departamento ubicado en pleno centro tupungatino y donde vive junto con su hija, Emma, y su pareja Emiliano (26), llegaron ayer los Di Marco y los Guidone para hablar sobre la soberana que hace historia. No sólo por ser la primera reina departamental que tiene una hija al momento de ser electa, sino también la primera "reina madre" que se corona en el Frank Romero Day.

Con respecto al momento en el que anunciaron que era la Virreina Nacional, su mamá confesó que se le puso la piel de gallina, por diversos motivos. Uno de ellos fue que recordó un paseo junto con su familia justamente en el Cerro de la Gloria cuando "la Jose", que tenía 4 años, le dijo que ella iba ir de grande a ese lugar. "¿Bueno, hija. Vas a ser bailarina o vas a cantar? Y ella me dijo que no, que iba a ser reina", recordó Carina Del Río, reafirmando que su hija siempre soñó con llevar una corona.

Más allá del deseo de una niña que describieron que era sumamente tímida y sensible, al punto de llorar de emoción por cualquier cosa, su belleza y su calidez, relatan, ya llamaba la atención de amigos y vecinos. Después, se le sumó que se convirtió en una joven simpática y transparente, por lo que muchos la alentaban a que participara de algunos certámenes. Así fue como llegó a ser reina del Otoño en la primaria, reina de los Estudiantes departamental (2012) y virreina provincial de los Estudiantes (2013).

Por eso, todos soñaban con que llegara al Anfiteatro representando a Tupungato, lo que vieron imposible cuando se enteraron de que la joven y su novio –de hacía ya varios años– iban a ser padres. "Cuando nos dijo que íbamos a ser abuelos estábamos todos muy felices porque esperábamos que llegara Emma. Pero también sabíamos que se caía la otra oportunidad. Cuando cambió la ley, a ella se le iluminaron los ojos de nuevo y todos le decían que tenía que cumplir su proyecto de vida", contó su mamá. Al lado, Patricia (mamá de Emiliano) asentía mientras hablaba su consuegra. Después agregó que todos decidieron apoyarla, sobre todo su hijo.

"Desde que la conozco quería esto. Y además sabíamos que Emma iba a poder estar siempre cuidada. Es muy compañera conmigo", agregó la pareja de María José, poniendo de ejemplo que cuando él practica jineteadas, ella va a cebarle mates, que lo ayuda a cuidar los animales, además de que se encarga de convocar a las dos familias y organizar para que vayan todos.

Más allá de que terminó de cursar la carrera de Diseño Gráfico y Publicitario, a Jose la describen como amante de la naturaleza y de los caballos. De carácter fuerte y muy segura en sus decisiones, como también muy atenta con sus hermanos que dijeron que es "una crack". Hace unos años, cuando sus padres trabajaban –Carina es profesora y Miguel Ángel es radiólogo– y su hermana mayor María Emilia (29) estudiaba en la Ciudad, ella se encargaba de organizar las tareas que tenían que hacer Juan Ignacio (26) y Facundo (18), y los ayudaba con la escuela.

Ese instinto protector hoy es parte también de su rol de madre, lo que la llevó a ser la reina que hizo historia. Junto al nombre de María José, ya se inscribió sin dudas en el historial popular de Vendimia el nombre de Emma que, dicen, se ha tomado con naturalidad lo que está viviendo su mamá. "Cuando le preguntamos dónde está dice: 'Está trabajando de reina'", contaron sus familiares, afirmando que la pequeña también está disfrutando.

Esto queda un poco demostrado en la misma escena que transcurrió ayer en Tupungato. Mientras hablaban de la "reina madre", la pequeña buscó uno de los carteles con su foto y lo señaló, sonriente.

La barra más popular
Más allá de que las encuestas la daban como la preferida de la gente, Tupungato se hizo escuchar durante las últimas dos semanas, gracias a la popular y bulliciosa barra que acompañó a Di Marco.

"Empezamos con un grupo de Whatsapp de 20 personas y terminamos siendo más de 100. Así nos dividimos en comisiones con coordinadores para repartir tareas", detalló María Emilia, al contar cómo fue la logística que tuvieron que implementar, también con ayuda del Municipio, ya que se sumaron muchos amigos y vecinos .
Fuente:

Más Leídas