Mendoza Mendoza
domingo 07 de enero de 2018

La playita de San Carlos es un imán en el Valle de Uco

A las orillas del río Tunuyán, entre Campo Los Andes y La Consulta, llegan unas 400 personas por día. Se suma a las de Luján y Alvear que ofrecen las comunas

Escuchar el ruido del agua de río, en donde uno puede también refrescarse y bañarse con seguridad. Tirarse a tomar sol sobre la arena clara y fina. O compartir el mate o los sánguches debajo de una sombrilla, para protegerse del sol o del viento, del montañés no del costeño. Esas son algunas de las vivencias que ya pueden experimentarse en la Playa San Carlos, inaugurada hace poco más de dos semanas en el Valle de Uco.

Esta, imitando al modelo de la de Luján que resultó exitosa, se suma a la oferta de balnearios formados a la vera de algún cauce natural de agua en la que ha incursionado Mendoza para lugareños ytambién para turistas.

Así también lo ha hecho General Alvear, que esta semana inauguró Costanera Alvear, que se proyecta como un gran parque de deportes y actividades al aire libre.

A la altura de lo que se conoce como el puente del río, la Comuna sancarlina aggiornó un espacio que ya era habitué de los vecinos que aprovechaban un brazo del río Tunuyán para acampar o para bañarse, a pesar de que no estaban dadas las medidas de seguridad necesarias.

Por eso decidieron reacondicionar el predio, darle forma de playa, abasteciéndolo de algunos servicios que van desde baños públicos, hasta sombrillas, pequeños quinchos, el control de guardavidas y hasta conexión gratuita a internet.

"Ahora puedo nadar los cuatro estilos", comentó contento Danilo Gómez (12) que junto a su prima Agustina Campos (13), oriundos de San Carlos, son asiduos del lugar y ahora pueden disfrutar de una suerte de piletones con agua natural, entre piedras y pasillos tipo puentes de tierra.

Ellos arribaron en bicicleta pasadas las 14, que es cuando empieza a llegar el fuerte de la gente, que a veces se arrima caminando, en vehículos particulares, y también en colectivos, ya que hay líneas internas que pasan por el ingreso.

"Ha venido gente de otros departamentos, como de San Martín, San Rafael, pero también muchos turistas, como familias de Buenos Aires", contó José Escobar (20), uno de los empleados municipales encargados del mantenimiento de la playa. Además, el joven comentó que el fin de semana es cuando más gente se ve, pero que por día calculan la presencia de entre 300 y 400 personas de todas las edades.
Fuente:

Más Leídas